Grupo de juego

Cada vez es más raro ver a los niños jugando en la calle ¿Pero es porque ellos no quieren? El menor número de hijos y los espacios de esparcimiento cada vez más reducidos son, entre otros, factores que limitan a nuestros hijos el juego al aire libre y las experiencias con gente de su edad .

Hace tiempo que anhelaba un grupo de juego en el lugar donde vivo, porque cuando salíamos al parque en contadas ocasiones coincidíamos con niños de más o menos la edad de nuestro hijo. Desde que empezó el colegio, es evidente que ha conocido a muchos niños y niñas de su edad, pero todavía echábamos en falta compañeros de juegos fuera de la escuela. He podido comprobar que nuestro deseo de encontrar compañeros de diversión, era compartido por más gente. Así que he pensado, sino hay formado todavía un grupo de juego ¿Por qué no formarlo yo?

Después de tantear un poco el terreno para saber quién podría estar interesado, he planteado cuándo podemos reunirnos. En principio, he pensado que estaría bien una vez en semana y un fin de semana al mes.
En segundo lugar, hay que decidir un lugar para reunirnos. Lo mejor, en mi opinión, es un lugar neutral: una plaza, un parque o algo por el estilo. Y si la propuesta prospera, será cuestión de preguntar si el ayuntamiento o el colegio nos facilita un lugar para cuando haga mal tiempo.
Y aunque la mayor parte del tiempo será de juego libre, también las madres y padres, podemos llevar algún juego preparado para ir introduciendo los juegos con normas y/o los juegos cooperativos.

Para promocionar la idea, he pensado en colgar una nota informativa del próximo encuentro en el tablón de anuncios del colegio y de abrir un nuevo grupo en facebook. También, claro está, hará mucho el boca a boca.

Si queréis leer más sobre la dinámica y ventajas de formar un grupo de juego os recomiendo que visitéis:
http://www.spielgruppe.ch/cm_data/spanisch_el_nino_como_el_centro_de_atencion.pdf

Fuente de la foto: http://www.baby-pictures.tk/baby-pictures/photos-of-children-playing.html

La Vie en Rose.

Hoy quiero compartir la que llama mi hijo "nuestra canción".
La conoce porque está incluida en la BSO de Wall-E y la verdad es que para mi, es la parte más entrañable de la película (y ahora me gusta aún más).




LA VIE EN ROSE


Hold me close and hold me fast
the magic spell you cast
this is la vie en rose
when you kiss me heaven sighs
and tho I close my eyes
I see la vie en rose.
when you press me to your heart
I'm in a world apart
a world where roses bloom
and when you speak, angels sing from above
everyday words seem to turn into love songs
give your heart and soul to me
and life will always be la vie en rose.


Louis Armstrong


La letra de la canción tiene su fuente en: musica.com

Tradiciones familiares.

Leyendo el libro de Will Glennon, La inteligencia emocional de los niños, me paré en el apartado: "Crea nuevas tradiciones". En él, escribe: " ... gracias a esas tradiciones los niños se integraban en la comunidad y descubrían qué papel podían desempeñar en ella. (...) Era un modo de transmitir valor de continuidad (...) y de proporcionarles unas referencias para que construyeran su identidad."


Así que me he parado a pensar en las tradiciones familiares, las que traíamos mi marido y yo, cada uno de su casa y en las que hemos creado juntos. Y viendo, que los recuerdos más felices y emotivos de nuestra infancia están ligados a una tradición familiar, queremos que nuestro hijo tenga también esa oportunidad, y a ser posible que encuentre algo que le haga sentir que en ese particular, su familia es única.

Con éste propósito, hemos decidido definir "nuestras tradiciones"  para poder protegerlas, a ser posible mejorarlas y transmitírselas a nuestro hijo como un bien inmaterial familiar.

Las tradiciones se fortalecen con  las repeticiones a través del tiempo. Nosotros hemos querido resaltar una serie de intervalos para destacar momentos en los que disfrutamos de un tiempo en común, en los que somos realmente conscientes de lo agradable que es pasar ese tiempo en familia para así poder preservarlos y esperarlos con ilusión.

Los intervalos que hemos marcado son:

-Diario:  Cuento antes de dormir y tiempo para destacar lo más significativo del día.

-Semanal: Desayuno en familia.

-Mensual: Excursión a espacios naturales.

-Anual: Villancico navideño.

Hay más actividades que podíamos incluir en cada sección y ahora que lo hemos planteado más seriamente estamos pensando en crear alguna nueva tradición. La verdad es que el hecho de pensar actividades que nos ayuden a fortalecer nuestros vínculos es a la vez divertido y apasionante.

Os recomiendo para inspirarse que veáis los vídeos navideños de la familia Foster 

La imagen es de : http://www.hem-of-his-garment-bible-study.org/childrens-bible-activities.html

Preparar una tutoría.

Cuando nuestro hijo entra a formar parte del Colegio, éste pasa a ser un importante colaborador nuestro en la tarea educativa.
Conocer el Proyecto Educativo del colegio al qué asiste nuestro hijo, saber que se espera de el como alumno, qué aprenden y cómo lo aprenden nos va a dar la oportunidad de trazar un itinerario personal, considerando sus fuerzas y flaquezas. 

Al mismo tiempo, tener una buena comunicación con su tutor va a favorecer que se consensúen objetivos y las estrategias para alcanzarlos, actuando de esta forma como un verdadero equipo educativo.

 Así pues una tutoría es el espacio de encuentro entre los padres y el tutor, dónde el protagonista es nuestro hijo. Es importante planificarlas con antelación y aprovecharlas al máximo, ya que es la mejor oportunidad que tenemos de consensuar estrategias comunes.

En la primera entrevista que he tenido con la tutora de mi hijo, me ayudó mucho tener un esquema de cómo se iba a desarrollar dicha entrevista y de qué puntos concretos quería tratar.  Mi esquema era el siguiente:

-Exposición del motivo de la reunión
          . Dificultades surgidas
          . Objetivos que se pretenden

-Intercambio de información
          . Situación de mi hijo en el ambiente familiar y social.
          . Situación de mi hijo ante el trabajo escolar y la relación con sus compañeros.

-Valoración de la situación
          .Opinión y juicio ante la situación
          . Cómo afecta al niño

-Propuestas de solución y acuerdos
         . Acordar qué actuación sería la más aconsejable para abordar las dificultades que hayan surgido.
         . Determinar qué parte nos corresponde realizar a los padres y qué compromisos adquiere la tutora.

-Fin de la reunión
         . Resumen de los temas tratados
         . Temas pendientes
         . Concertar, si procede, la siguiente tutoría.




Para la elaboración de éste guión me basé en el trabajo del CEP Montilla del Palancar que podéis consultar en este documento.
También  recomiendo la lectura de estos artículos de la revista digital Universo UP:




Thomas y sus amigos. Never, never, never give up.



Esta canción es una de las preferidas de nuestro hijo.
A mi también me encanta, por su espíritu de lucha y su optimismo. 




If you climb the hihgest mountain.
Cross the river deep.
Maybe you´ll find it´s never as easy
As it first appears
As it first appears
Just remember not to worry
Or get down at heart
Never lose faith in positive thinking
You´ll be amazed when you achieve
All the things you start
All the things you start

So, never, never, never give up
Even though the goings tough
Don´t stop trying, where are you´re tiring,
And you´re out of puff
No! Never, never, never give up
Even though you´re feeling rough
If at first you don´t succeed
Never,never, never give up.

If at first it don´t succeed
Then try and try again
Nothing in live is never easy
But you get there in the end
Get there in the end.
So blow your cares and woes behind  you
Start and brand new day
Nothing can stop you reaching your goal
If you determined you can do it
You will find a  way
You will find a  way

So, never, never, never give up
Even though the goings tough
Don´t stop trying, where are you´re tiring,
And you´re out of puff
No! Never, never, never give up
Even though you´re feeling rough
If at first you don´t succeed
Never,never, never give up.

Some things seem imposible,
Answers hard to find
No matter how improbable,
You won´t  know until you try
You can do, whatever you choose
It just takes a little duck
So remember, never, never, never give up

Never, never, never give up
Even though the goings tough
Don´t stop trying, where are you´re tiring,
And you´re out of puff
No! Never, never, never give up
Even though you´re feeling rough

If at first you don´t succeed
Never,never, never give up.
Never,never, never give up!

Biblioteca UP.

Como alumna y parte integrante de la UP estoy encantada con el trabajo de José Antonio Marina y de todos los profesionales que, junto a él,  hacen que éste proyecto sea posible.
Hoy me gustaría compartir lo que para mí, ha sido una forma innovadora de construir un libro. Me lleva al ideal del concepto que yo tenía de formación a través de la lectura. No sólo tenemos lo que hay en las páginas del libro, sino que apoyándose en otros recursos nos enlaza a vídeos, contenido extra, foros de discusión, y mucho más.
Esto es posible en la Biblioteca UP. Un apoyo clave en la educación.



Ponerse el abrigo.

Ya viene el frío, así que es el momento ideal para aprender a ponerse solo el abrigo.
Nosotros estamos practicando el "flip method" que es muy popular,  a la vez rápido y divertido.
Los pasos a seguir son los siguientes:

Primero colocamos el abrigo en el suelo, con la parte interior hacia arriba, y los pies junto al cuello de la prenda.
Después colocamos los brazos en las mangas.
Finalmente, levantamos los brazos por encima de la cabeza y... ¡Ya tenemos puesto el abrigo!

Como una imagen vale más que 1000 palabras, lo podéis ver en el siguiente vídeo:


Un restaurante en casa. Actividades complementarias.

-Para trabajar los alimentos en nuestro proyecto, intento apoyarme en todo tipo de recursos: Bits de alimentos, juegos de parejas, dibujos para colorear, cuentos, canciones, películas, etc.

Son muchos los libros sobres estos temas, pero me gustaría compartir algunos con los que trabajamos nosotros:
-Los mejores cuentos de Gloria Fuertes. Publicado por la editorial Susaeta.
En concreto el cuento de La niña exploradora. Podéis leerlo en http://www.pepeworks.com/cuentosgloriafuertes/

- ¡Vamos de compras! de Mondo Mino. Publicado por la editorial VOX.

-Lupe come. De Lara Jones. Publicado por SM.

- The Gingerbread Man. Publicado por la editorial Ladybird.

-Caillou en el jardín. Publicado por la editorial Everest.

Y las películas que vemos que hablan sobre los alimentos y sobre cocinar son:

-Ratatouille


-Tiana y el sapo

Un nombre para nuestro restaurante.

Una de las primeras cosas que nos hemos planteado al iniciar nuestro proyecto es: si queremos montar un restaurante en casa ¿Qué es un restaurante?
A partir de esta pregunta hemos hablado sobre las distintas clases de comercios que hay en nuestro barrio, y qué es lo que podemos adquirir en cada uno de ellos. Como la idea base del proyecto son los alimentos, he puesto también un especial interés en la frutería, la carnicería, la pescadería y la panadería. Y después he planteado ¿En qué se diferencian estos comercios de un restaurante?

Por supuesto que el tema se va desarrollando según las respuestas de nuestro hijo, pero observando nuestro entorno más cercano podemos proporcionar muchas oportunidades de aprender.

Como mi intención en esta etapa era que decidiéramos qué nombre le daríamos a nuestro restaurante, los días anteriores a esta actividad he puesto especial interés en los carteles y logotipos de los diferentes comercios. De esta forma queda claro qué es un cartel y cual es su función. Seguros ya de que está claro este concepto planteé: ¿Cuál será el nombre de nuestro restaurante? ¿Y qué imagen le vamos a dar? Tras la lluvia de ideas decidimos que nuestro restaurante se llamará El Pucherito del Gnomo, e inspirados en el nombre creamos también el cartel.
Nos queda decidir en qué lugar de la casa se ubicará el restaurante.

Proyecto de Trabajo. Un restaurante en casa.

Los proyectos son el motor de nuestra vida, siempre soñamos con alcanzar nuevas metas o ideamos planes para conseguir nuestros objetivos.
El hecho de plantear los proyectos de trabajo como otra forma de jugar y divertirse, responde a la inquietud por conseguir aprender jugando a la vez que respetamos la manera natural de descubrir conceptos a partir de situaciones de la vida cotidiana.

 De esta forma tener un “Proyecto de trabajo” supone que a partir de un centro de interés, nos planteamos, en primer lugar, qué hacer. Después, cómo puede hacerse. Investigamos cómo hacerlo y, por último, lo llevamos a cabo.
Conseguimos así que nuestro hijo se vea envuelto en una situación práctica, que le implica activamente y le obliga a considerar lo que sabe y a incorporar lo que aprende.
Y cada paso de este proceso lo podemos ir reflejando en un lapbook, para poder mostrarlo.
Nuestro papel en un proyecto será crear situaciones de curiosidad, plantear actividades y preguntas que le orienten hacia los objetivos que nos hemos marcado.

En nuestro primer proyecto de trabajo, tengo como centro de interés los alimentos. Para hacerlo más interesante le he planteado a mi hijo montar un restaurante en casa. De esta forma pretendo que se plantee qué tareas se realizan en un restaurante, quién las lleva a cabo,  qué comidas se pueden servir,  qué necesitamos para hacer esas comidas, etc.
Pretendo que la base principal sea el juego simbólico, aunque también tengo en mente otro tipo de juegos relacionados con el tema y también haremos alguna comida de verdad.
Estimo que con este proyecto tenemos juegos para un mes, más o menos, y poco a poco iré compartiendo nuestras actividades en el blog.

Quería compartir un artículo en el que una maestra nos habla de su experiencia de trabajar en clase a través de proyectos: Si no investigo, no aprendo...

Canción de Thomas y sus amigos.

A nuestro hijo le encanta la serie de Thomas y sus amigos. Una noche, cuando estaba en la cama le canté la canción y le ilusionó mucho que pudiéramos cantarla juntos. La letra de la canción es la siguiente:

" Hay 2, hay 4, hay 6, hay 10.
Pasan trenes otra vez.
Rojo, verde, azul, marrón.
Este equipo es un campeón.
Rueda y rueda muy veloz
con sus amigos de estación.
Thomas corre a otra misión.
Trenes en acción.
Thomas, no es tan travieso.
James, es muy gracioso y más.
Percy, es el más rápido.
Gordon, es un amor, verás.
Emily, saben muy bien rodar.
Henry, silbar, soplar y andar.
Edward, siempre dispuesto está.
Toby, de este mejor ni hablar.
Hay 2, hay 4, hay 6, hay 10.
Pasan trenes otra vez.
Rojo, verde, azul, marrón.
Este equipo es un campeón.
Rueda y rueda muy veloz
con sus amigos de estación.
Thomas corre a otra misión.
Trenes en acción. "


En el siguiente enlace tenéis la versión karaoke: http://www.youtube.com/watch?v=dPzm0wrfzoY&feature=related

Adivinanza. La Seta.





No tengo cabeza, pero llevo sombrero,
sin pies me mantengo erguido.
En los bosques me aglomero,
por los duendes soy muy querido.

( La seta )

Poesía. Te damos la bienvenida.

Con este poema nos reciben en el colegio de mi hijo.
 Me parece una bonita forma de presentarse al comienzo de una nueva etapa.

Te damos la bienvenida


Porque tuviste que hacerlo,
porque pensaste en nosotros,
porque elegiste libremente.

Porque pones en nuestras manos
lo más preciado que diste a la vida.
Porque es tan chiquitito o en tu caso chiquitita.

Porque te duele el alma
cuando por primera vez lo dejas...
y te mira con esos ojitos,
porque sabemos lo que sientes....

¡Vamos a intentar que estas horas en el colegio
aquieten todas tus ansiedades,
superen tus expectativas y mucho,
mucho más importante que esto...
logremos entre todos
que sea un niño o una niña FELIZ!


Ir al colegio por primera vez

El primer día de clase es para todos los niños una experiencia estresante que cada niño vivirá de una manera diferente.
 Influirá su personalidad, las experiencias previas de estar fuera de casa, y también la imagen previa que se haya formado por lo que a oído a otros niños o a nosotros.

 Es importante hablarle del colegio a nuestro hijo en un tono positivo. Cuando esté tranquilo y receptivo, podemos contarle lo que nos gustaba más a nosotros del colegio, los amigos que hicimos, lo que aprendíamos de nuestros profesores...
Es igualmente importante hablarle bien al niño de su maestra, refiriéndonos a ella con cariño y con respeto. De ésta forma nuestro hijo percibirá que es una persona de nuestra confianza y se sentirá más cómodo con ella.
A través de los cuentos podemos describir a nuestro hijo cómo va a ser su día en el cole, de las posibles actividades que harán en clase, del recreo, de sus compañeros, etc. Así podrá anticipar que el colegio es un lugar dónde jugar, aprender y pasarlo bien.
Le recordaremos que a la salida le vamos a estar esperando y después podrá contarnos él lo que ha hecho durante el día.

De los libros que nosotros hemos leído con nuestro hijo sobre el colegio, recomiendo:

 -Caillou. Mis amigos de la guardería. de la editorial Everest.

-Cosas que me gustan de... El colegio. Escrito por Trace Moroney de la editorial SM.

-Un día en el cole. De Mondo Mino publicado por la editorial Vox.

Lapbook. Medios de transporte.

 El lapbook es una herramienta educativa muy útil, que se puede adaptar fácilmente a la edad de nuestro hijo.
En ella podemos recoger múltiples actividades centradas en un tema en concreto y es una manera fantástica de exponer el trabajo realizado sobre un proyecto para poder compartirlo con los demás.
Los lapbooks ayudan a adquirir conocimientos de una manera activa y lúdica. Permiten involucrar al niño de  lleno en su aprendizaje y aumentan mucho su motivación.

La primera pregunta que nos planteamos al empezar a trabajar es: ¿Qué tema vamos a tratar?
En nuestro caso, el tema elegido es: "Los medios de transporte".
Después la siguiente cuestión que se plantea es: ¿Qué sabemos? 
Una vez que hablamos sobre el tema y comprobamos desde dónde partimos, es el momento de decidir ¿Qué queremos saber y hacer? Para mi este punto es fundamental, porque marca los objetivos que queremos alcanzar.
Nosotros en este lapbook partíamos sobre una buena base, ya que mi hijo adora todos los vehículos. Así que  mi reto era trabajar sobre lo que ya sabía para reforzar conocimientos; adquirir vocabulario nuevo, reconocer el entorno en el que mueve cada transporte, reconocer y diferenciar situaciones peligrosas y seguras,  disfrutar de canciones, poesías y adivinanzas relacionadas con éste tema y desarrollar el pensamiento lógico-matemático.

Como mi hijo es pequeño, el desarrollo del lapbook ha sido cosa mía. La idea era crear una especie de libro interactivo que abarcara todos los objetivos propuestos.
Para obtener la información y recursos necesarios me he ayudado de internet, fuente infinita de recursos. Además encontré un juego de pegatinas que me venía fenomenal en el cuaderno "De vacaciones con Peca y Lino" para 2 años que edita SM. Los bits y otros recursos los saqué de la revista "Maestr@ infantil" de Ediba.
Las páginas más útiles con las que he trabajado, incluida la que me enseñó cómo se hace un lapbook, son:
-Maestros de corazón
-Homeschool Helper Online
-Educar.org
-Garabata
-Galeón

Y el resultado final lo he grabado en el siguiente vídeo:


video


Si os interesa el tema de los medios de transporte, os recomiendo las siguientes páginas con historias y juegos interactivos:
-NEA
-DGT

Poema. Dibujar un coche.


Es difícil comprar coche,
¡Qué derroche!
Es fácil, para dibujar un coche
no hay que usar mucho talento
y te pondrás muy contento
si dibujas un buen coche
en un momento.
Cuatro ruedas, si señor,
y cara cuadriculada con nariz
-la nariz es el motor,
el motor es la cabeza-,
¡Qué destreza!
Luego un faro y otro faro
-son los ojos-,
¡Qué descaro!
Es importante
el volante;
a este lado, las dos puertas…
las ventanillas abiertas
ya puedes estar contento.
¡Qué fácil es tener coche
En un momento!
                                                
                                                                                                                 (Gloria Fuertes)

El miedo.

Me gustaría compartir una aportación de José Antonio Marina al foro de la UP. Habla sobre los 
miedos infantiles, en concreto de cómo podemos actuar cuando pasemos por esta situación.

"Hay niños más miedosos que otros desde que nacen, otros han aprendido el miedo. Los procedimientos para tratar con ellos son siempre los mismos. (1) El niño debe saber que nosotros comprendemos lo mal que lo pasa, (2) Hay que hacerle comprender al niñ@ que el miedo es un enemigo como el dolor de cabeza o el dolor de tripita, y que hay que hacer todo lo posible por echarlo fuera, y que nosotros nos unimos contra él. Incluso puede ponerle cara en un dibujo, para tacharlo después o burlarse de él. (3) La desensibilización es un procedimiento eficaz. Consiste en ir progresivamente alcanzando una tolerancia a lo que produce miedo y viviendo como una victoria cualquier progreso. (4) En el miedo hay siempre la percepción de un desequilibro entre mi capacidad de enfrentarse a una situación y la gravedad de la situación. Todo lo que favorezca el sentimiento de seguridad en uno mismo, disminuye el miedo. Elogie mucho a su hija cuando consiga sobreponerse.(5)Razone con ella (cuando esté tranquila). Los razonamientos sobre el miedo no sirven para nada a corto plazo, pero van cambiando la actitud ante ellos."


Si queréis profundizar sobre el tema, J.A. Marina tiene un libro específico sobre el miedo: Anatomía del miedo. Podéis consultar las notas del autor y   bibliografía.



Proyectos. La importancia de tener un objetivo .

Bernabé Tierno en su libro La educación inteligente nos dice: " Los padres debemos proponer los objetivos y retos, aunque sean difíciles, como algo tan agradable y divertido como un juego."

Es importante ayudar a nuestro hijo a elegir sus propios objetivos. De esta manera, empezará a entender que para alcanzarlos tendrá que pensar de antemano en cómo hacerlo. Deberá anticipar acciones futuras, se planteará situaciones a superar (tenemos que resistir la tentación de no aportar las soluciones, sino ser su apoyo y orientación). De ésta forma ha de poner en juego estrategias y habilidades diversas para afrontar las dificultades que vayan surgiendo. También deberá plantearse los errores como parte del camino, de forma que reflexione sobre sus acciones y sobre sus propios conocimientos, favoreciendo asi su autonomía.

Y, ¿Qué podemos hacer nosotros para ayudar? Animar en los momentos de inseguridad, reconocer las dificultades y premiar tras sus esfuerzos con algo agradable, sobre todo reconociendo de palabra sus logros. Destacaría también la importancia de mostrar respeto por sus batallas personales, reconocer su esfuerzo y no quitarle importancia, manifestando nuestro apoyo a pesar de los fallos.


Para algunos niños, como es el caso de mi hijo, es especialmente motivador ver reflejadas de manera tangible sus victorias. Nosotros tenemos un tren (idea que debo de agradecer a mi suegra Paqui). Cada vez que logramos un avance en el camino hacia el objetivo propuesto, se gana un vagón. Al alcanzar su meta, recibe un premio. Esto le motiva y le crea ilusión para continuar a pesar de la dificultad. También le ayuda a ser consciente de sus progresos, puede ver que con esfuerzo y poco a poco, consigue lo que quería.
Dividir un objetivo en pequeñas metas más asequibles le ayuda a mejorar su autoestima y le anima a plantearse nuevos retos. Y al final, cuando consigue completar su proyecto es capaz de sentirse realmente orgulloso de si mismo.

Inteligencia emocional. Pensando en los demás.

La inteligencia emocional comienza a desarrollarse cuando el niño es consciente de sus emociones y es capaz de describirlas. Posteriormente también aprenderá el modo en que su comportamiento afecta a los demás, al igual  que el de los demás influirá en sus sentimientos.

Según Robert Fisher, " Una manera de conseguir que los niños reflexionen sobre sí mismos y expresen sus pensamientos y experiencias personales es animarles a que lleven una libreta de notas o un diario personal, para que escriban o dibujen cosas para recordar. Los niños más pequeños pueden hacer un "Mi libro" de sus vidas, con dibujos y encabezamientos personales. A los niños más mayores se les pueden dar diarios o libretas de notas en blanco para que los utilicen."
Con esta técnica, el niño puede dedicar un tiempo para reflexionar y expresar sus acciones y emociones.
Un ejemplo del funcionamiento de este recurso, lo podemos ver en el documental "Pensando en los demás". En él se muestra el trabajo del profesor Toshiro Kanamori en la escuela pública infantil de Japón. Él utiliza las "cartas del cuaderno" para que sus alumnos en un primer momento mediten sobre sus sentimientos y experiencias y posteriormente las compartan con sus compañeros.















Poema: La rana.





La rana, la rana
jugaba, jugaba,
y dentro del agua
saltaba y saltaba.

                             (Popular)

Adivina, adivinanza.

Dedicada a mi madre, que ahora se la dice a su nieto como en su día se la decía a ella su abuela.



Estando yo en mi casa,
me vinieron a prender.
La casa se salió por las ventanas
y yo preso me quedé.

                                    (El pez)

Inteligencia emocional. Cuentos con corazón.

La inteligencia emocional es fundamental en desarrollo personal. Una de las mejores cosas que podemos hacer por nuestros hijos, es guiarles en el camino del conocimiento y gobierno de sus emociones.


Ya desde el útero las emociones de la madre influirán en su bebé, no sólo en su gestación sino también en el desarrollo futuro del niño (Os recomiendo el documental: Educación emocional desde el útero materno, para ampliar conocimientos sobre este tema).
La capacidad de un niño para gestionar sus emociones va a estar influenciada por sus padres y cuidadores. Nuestra conducta y la forma de relacionarnos con los demás serán una pauta que nuestro hijo aprenderá con rapidez. Pero para ayudarle a comprender mejor los sentimientos y poder identificarlos tenemos algunas herramientas que serán de mucha utilidad, como los cuentos.

A través de historias en las que aparezcan sentimientos como el amor, la alegría, el enfado, la envidia, etc,  podemos cuestionar formas de comportamiento, hablar sobre lo que sienten los personajes y poner nombre a esos sentimientos. A la vez esto nos puede llevar a hablar de cómo nos sentimos nosotros y cómo pueden sentirse los demás (desarrollando así la empatía).
Os recomiendo especialmente: Cuentos para sentir (tomos I y II), de Begoña Ibarrola y la colección ¿Qué sientes? de Violeta Monreal.
Son cuentos especialmente creados para niños que ponen especial atención en los sentimientos, se podría decir que realmente son cuentos con corazón.



Taller de arte. Mi propio pez.

Con esta actividad desarrollamos el interés por las actividades artísticas. A la vez entramos en contacto con diferentes materiales que nos ayudan a trabajar la psicomotricidad fina, la percepción sensorial y la creatividad.
Materiales: cartulina de color azul celeste, plastilina verde, pintura para dedos del color que queramos el pez, papel celofán transparente, gomets azules, rotulador negro, pegamento y tijeras.

Realización: Lo primero que haremos será pintar la pecera en la cartulina.

El segundo paso será untar la mano de nuestra hija con pintura para dedos. También podemos verter un poco en un plato y dejar que ella misma moje la mano.

A continuación ella estampará su mano en el interior de la pecera, con los dedos separados y de forma que la mano quede en sentido horizontal respecto a la base de la pecera. Dejaremos secar la pintura.

Con la plastilina haremos las plantas acuáticas. Mostraremos a nuestra hija cómo hacer churros con la plastilina. Los churros deben de ser finos y  no demasiado largos, para no tapar al pez.
Una vez hechos los churros, los aplastará en la base de la pecera. Es importante que las hojas que formamos al aplastar la plastilina sean delgadas, porque sino corremos el riesgo de que se despeguen.

Después, nuestra hija pondrá unos gomets azules simulando las burbujas que salen de la boca del pez. Si no tenemos gomets, se pueden pintar con rotulador.

Antes de terminar, con el rotulador negro pintamos el ojo y definimos un poco la boca, la cola y las aletas.
Por último pegaremos el papel celofan sobre la pecera. El pegamento que nosotros hemos utilizado es cola blanca, un poco diluida con agua, con la que hemos untado un pincel. Posteriormente la hemos aplicado sobre las hojas de plastilina y sobre los bordes de la pecera. Así aseguramos un poco más la plastilina al papel. Además, al no cubrir todo con pegamento, el papel celofán crea un efecto muy bonito.

El último paso será recortar la pecera, y colgar la obra de arte de nuestra hija para que todos puedan admirarla.

Poema: La primavera.

                   La primavera


La primavera ha venido,
nadie sabe cómo ha sido.
Ha despertado la rama
el almendro ha florecido.
En el campo se escuchaba
el "gri" del grillo.
La primavera ha venido,
nadie sabe cómo ha sido.



                           (Antonio Machado)

Pequeños exploradores. Descubriendo las estaciones.

Con dos años un niño muestra una gran curiosidad por todo. Observa los pequeños insectos, las plantas y flores, quiere descubrir qué les sucede a los animales... Es importante estimular este interés por la naturaleza, porque el conocimiento conduce al amor y al respeto por cuanto nos rodea.


El parque o tu jardín proporcionan un cúmulo de experiencias. Sólo necesitas observar, tocar, oler, escuchar... Podemos llamar la atención sobre el canto de un pájaro, el vuelo de una mariposa, las diferentes formas que tienen las hojas, la cambiante forma de las nubes o los diferentes tipos de rocas. Puede ser interesante usar una lupa para mostrarle los pequeños detalles, captando su atención sobre las imagen aumentada. Yo tengo en mi lista de deseos el observador de insectos triple, que me parece ideal para niños.
Ayudar a nuestros hijos a mirar con atención lo que ven, puede despertar el deseo de saber más.

Una primera aproximación a la ciencia para nuestros pequeños puede empezar por hablar de las diferentes estaciones y orientarle sobre qué buscar en cada una de ellas. ¿En qué estación del están? ¿En qué nos podemos fijar para saberlo? Si estamos en primavera, podemos animar a nuestro hijo a descubrir los nuevos brotes de hojas en las plantas, la mayor duración del día, la gran actividad que tienen los pájaros, la variedad de flores silvestres... Podemos hacer una pequeña colección de fotografías con imágenes características de cada estación, preguntando qué cosas cambian, cómo evolucionan y cuál puede ser la causa.
Para apoyar lo aprendido mediante la experiencia, os recomiendo:
Personalmente también me gusta mucho el DVD de Baby Einstein: Baby Monet. Descubriendo las Estaciones.  Aquí podéis ver un pequeño fragmento:


Trabalenguas. Pie a pie.




Pie a pie, ni se ve.
Pasito a pasito, voy despacito.
Paso a paso, voy despacio.
Zancada a zancada, casi nada.
Saltito a saltito, más ligerito.
Carrera a carrera, la repera.

                                             (Popular)

Juego. Pin, pin, zarramacatín.

Con éste juego se persiguen varios objetivos: el primero y principal, pasar un buen rato y divertirnos. Pero también vamos a desarrollar habilidades sociales, ya que compartiremos la actividad con más niños y niñas. Favorece el desarrollo cognitivo, porque ejercita la memoria y la atención.Y también trabajamos el desarrollo motor, puesto que coordinamos los movimientos de nuestras manos.

Materiales: Ninguno

Realización:  Los niños y niñas colocarán las manos encima de la mesa. Recitaremos la retahíla mientras damos una suave palmada sobre la mano de la persona que tenemos al lado. A quien le toque el último verso, deberá esconder la mano que le tocó debajo de la mesa.




Pin, pin, zarramacatín 
vino la abubilla 
con su sabanilla, 
sábana redonda 
vino con la hoya, 
del cun churubé 
que tengo un buey, 
que sabe arar 
y rejacar, 
y dar la vuelta a la redonda 
esta mano que se esconda.

                                                                                                                     (Popular)



En los siguientes enlaces podréis encontrar la partitura y la melodía para este juego.

Música para niños. Aterciopelados. Ataque de risa.

Aprender a respirar. Juego de relajación.

El objetivo de este juego es enseñar a nuestros hijos técnicas de relajación para que aprendan a canalizar sus emociones.


Materiales: una flor y una vela (pueden ser de juguete, fotografías o dibujos).
Es recomendable disponer de un espacio tranquilo para practicar. 

Realización: El primer paso es encontrar una posición en la que nos encontremos cómodos. 
Para este sencillo ejercicio de respiración, le pediremos a nuestro hijo que repita lo que nosotros hacemos:
- Olemos la flor ( inspiramos lentamente todo el aire que podamos ) y 
- Soplamos la vela ( espiramos despacio, con suavidad).

Mediante esta secuencia, haciendo un poco de teatro para que sea más divertido, enseñamos a respirar de forma consciente. Cuando se familiarice más con este ejercicio, podemos prescindir del apoyo de los juguetes o las imágenes y también repetirlo en momentos en los que controlar la respiración es especialmente útil (cuando está enfadado, nervioso, etc.)



Actividad complementaria: Con un trozo de papel de seda que colocaremos delante de la cara, podemos observar por dónde entra y sale el aire. Haremos hincapié en que el aire entre por nuestra nariz y salga por nuestra boca.

Juguetes

Por nuestra experiencia con ellos, recomendaría los siguientes juguetes para niños de 2 años:

- Especiales para psicomotricidad: coches, camiones, bloques, juguetes de arrastre, tuercas y tornillos grandes, pelotas, ensartables, apilables, objetos para abrir y cerrar, tizas y colores.

-Para el desarrollo sensorial: objetos de diferentes materiales (madera, plástico, metal, tela) que ofrezcan diferentes texturas y colores, cajas de sonidos, espejos irrompibles, juguetes para la arena, plastilina.

-Para potenciar la lógica y el razonamiento: puzzles, lotos, dominós, juegos de encaje.

-Para el juego simbólico: muñecos, disfraces, animales de juguete, cocinitas y juguetes representativos de objetos reales.

-Para el desarrollo del lenguaje: títeres, marionetas, cuentos, canciones infantiles, murales.

La organización del espacio.

La idea de María Montessori de crear un espacio adecuado a los niños, en el que se favoreciera su autonomía, me resultó realmente inspiradora a la hora de acomodar la casa para mi hijo.

Motivados por su curiosidad, los niños son unos exploradores natos. Descubren el mundo que les rodea a través de la manipulación, la observación y la experimentación. Es por esto que podemos utilizar la organización del espacio como un recurso didáctico más.

 En la disposición de nuestro hogar, tengo especialmente en cuenta:
-Que sea un espacio sano, seguro y cómodo.
-Que sea atractivo, estimulante y ordenado.
-Que esté adecuado a sus necesidades.
-Que propicie su independencia.

De esta forma puede encontrar áreas de actividad y juego. En las que los juguetes que empleamos están en baldas y cajones accesibles y bien diferenciados, para facilitar la tarea a la hora de recoger.
El área de tranquilidad y descanso es la habitación, dónde también tenemos el rincón de cuentos.
Para la alimentación y el aseo he intentado, en la medida de lo posible, que todos los utensilios necesarios estén a su altura y le sean fáciles de manipular.

A mi me ha resultado especialmente útil la preparación de los juegos y materiales con los que jugará mi hijo, sustituyéndolos en función de sus intereses o del tema que estemos trabajando. Además nos resulta mejor cambiar periódicamente los juguetes que ofrecérselos todos a la vez, ya que sino se muestra agobiado y le cuesta más concentrarse en el juego.

Cuento mínimo: Sal y pimiento.







¿Quieres que te cuente un cuento de sal y pimiento?
Que no se dice que sí ni que no,
que si quieres que te cuente un cuento de sal y pimiento...

(Popular)

Juego: La bolsa misteriosa.

El objetivo de éste juego es desarrollar la percepción mediante el sentido del tacto, adivinando, sin mirar, qué objeto ha escogido de entre los que hay en la bolsa.


Materiales: Varios objetos diferentes de pequeño tamaño, como por ejemplo: un peluche, una pelota, un cochecito.... Una bolsa que se cierre con cordel.

Realización: Antes de empezar enseñaremos a nuestra hija los objetos con los que vamos a jugar y nombraremos cada uno de ellos.
Dentro de la bolsa meteremos los objetos elegidos (En principio podemos empezar con tan sólo 2 objetos e ir aumentando progresivamente su número).
Pediremos a nuestra hija que meta las manos en la bolsa y escoja un objeto. Antes de sacarlo intentará adivinar que es, concentrándose en las características que percibe a través del tacto. Podemos ayudar a que se fije en las diferentes cualidades que puede percibir a través de preguntas como: ¿Cuál es su forma? ¿Es redondo? ¿Es suave? ¿Está frío? ¿Es blando?
Cuando saque la mano podrá comprobar si su respuesta fue acertada.
Después continuaremos con otro objeto hasta que no quede ninguno dentro de la bolsa.

Este juego puede ayudarnos a reforzar conceptos que hayamos trabajado antes como texturas, formas, sensación térmica, etc.



Poema: Romance de la luna, luna.


Romance de la luna, luna

La luna vino a la fragua
con su polisón de nardos.
El niño la mira, mira.
El niño la está mirando.

En el aire conmovido
mueve la luna sus brazos
y enseña, lúbrica y pura,
sus senos de duro estaño.

Huye luna, luna, luna.
Si vinieran los gitanos,
harían con tu corazón
collares y anillos blancos.

Niño, déjame que baile.
Cuando vengan los gitanos,
te encontrarán sobre el yunque
con los ojillos cerrados.

Huye luna, luna, luna,
que ya siento sus caballos.
-Niño, déjame, no pises
mi blancor almidonado.

El jinete se acercaba
tocando el tambor del llano.
Dentro de la fragua el niño
tiene los ojos cerrados.

Por el olivar venían,
bronce y sueño, los gitanos.
Las cabezas levantadas
y los ojos entornados.

Cómo canta la zumaya,
¡ay, como canta en el árbol!
por el cielo va la luna
con un niño de la mano.

Dentro de la fragua lloran,
dando gritos, los gitanos.
El aire la vela, vela.
El aire la está velando.

                                                 Federico García Lorca