Juego: La bolsa misteriosa.

El objetivo de éste juego es desarrollar la percepción mediante el sentido del tacto, adivinando, sin mirar, qué objeto ha escogido de entre los que hay en la bolsa.


Materiales: Varios objetos diferentes de pequeño tamaño, como por ejemplo: un peluche, una pelota, un cochecito.... Una bolsa que se cierre con cordel.

Realización: Antes de empezar enseñaremos a nuestra hija los objetos con los que vamos a jugar y nombraremos cada uno de ellos.
Dentro de la bolsa meteremos los objetos elegidos (En principio podemos empezar con tan sólo 2 objetos e ir aumentando progresivamente su número).
Pediremos a nuestra hija que meta las manos en la bolsa y escoja un objeto. Antes de sacarlo intentará adivinar que es, concentrándose en las características que percibe a través del tacto. Podemos ayudar a que se fije en las diferentes cualidades que puede percibir a través de preguntas como: ¿Cuál es su forma? ¿Es redondo? ¿Es suave? ¿Está frío? ¿Es blando?
Cuando saque la mano podrá comprobar si su respuesta fue acertada.
Después continuaremos con otro objeto hasta que no quede ninguno dentro de la bolsa.

Este juego puede ayudarnos a reforzar conceptos que hayamos trabajado antes como texturas, formas, sensación térmica, etc.



No hay comentarios:

Publicar un comentario