Montessori, un gran método.


María Montessori creo un método didáctico basado en el amor y el respeto a los niños.
Nosotros hemos incluido actividades inspiradas en el trabajo de Montessori en nuestra rutina. A mi hijo y a mí nos van muy bien, porque invitan a experimentar y a repetir la actividad hasta completarla con éxito y esto favorece, entre otras cosas, su autonomía e independencia.

Según su filosofía: “Uno mismo es quien construye su aprendizaje”.
Los niños aprenden a través de juegos, con los que desarrollan habilidades para la vida cotidiana, el lenguaje, los conceptos matemáticos, la ciencia…

En especial quería destacar su forma de presentar cualquier actividad. Me parece muy práctica y efectiva. Aplicable a cualquier cosa que queramos enseñar.

El comienzo siempre es mostrar el material con el que vamos a trabajar. Dejamos que explore libremente y comience a manejarlo.

Después desarrollamos la actividad en 3 fases:

1º. Presentación. Por ejemplo, si estamos trabajando con los colores: Éste es el color amarillo, éste es el color rojo y éste es el color azul.

2º. Preguntamos para ver si ha entendido el vocabulario: ¿Cual es el color amarillo? ¿Y el rojo? ¿Y el azul? En este punto, si nos damos cuenta de que no ha entendido algo se lo volvemos a presentar.

3º. Por último preguntamos al niño de forma que sea él el que utilice el vocabulario: ¿Me dices qué color es éste? Así comprobamos que ha asimilado bien lo que le queríamos transmitir. Si vemos que todavía no lo había asimilado volvemos al punto anterior.


Os recomiendo que profundicéis más en este tema a través de su obra.
Si queréis también podéis indagar en estas páginas para conocer la experiencia de otras personas:

4 comentarios:

  1. Hola, María del Mar!
    Está bien realizar el aprendizaje a los niños así.
    Lo malo es que haya que repetir los colores 1000 veces a los niños.
    Porque a partir de la 200 ya empalaga....

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, lo mejor es ir poco a poco y no esperar que lo aprendan todo a la primera... ¡1000 veces! Bueno, yo a nuestro peque le habré repetido algunas más de 1000 que no se pinta en la mesa y nada.
    Paciencia y más paciencia.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Thanks for linking my blog :-)

    ResponderEliminar
  4. Nataša, thank you!
    I love your blog, is full of great ideas.

    ResponderEliminar