Un cuento, por favor.

“¿Te encuentras cómodo? Pues entonces comencemos.” Así deberían empezar todas las historias según Maja Pitamic.

Pero ¿Cómo podemos conseguir que nuestra hija disfrute con la lectura?
Disponer a diario de un momento en común para leer relatos con los que divertirse y de los que poder hablar,  nos va a ayudar a conseguirlo. Disfruta tú también de ese tiempo en común. Ríete de las escenas graciosas, usa voces diferentes para caracterizar a los diferentes personajes y asegúrate de que tu hija vea bien las ilustraciones.

Es importante encontrar vuestro mejor momento para la lectura. Para nosotros es justo antes de ir a dormir. Sea cual sea el vuestro, asegúrate de que desconectáis de todo lo demás.

Y…¿Cuales son los mejores libros para  mi hija? Sin duda los que a ella le interesen. Puedes ofrecerle libros recomendados para su edad, educativos, de poemas… pero si a tu hija le gustan los animales no se cansará de leer cuentos en los que sean ellos los personajes, o en los que poder disfrutar de ilustraciones de especies diferentes y así descubrirá el placer de leer.
Eso sí, comprueba bien que el libro no contenga imágenes o ideas que puedan asustarle o no sean adecuadas a su edad, especialmente si lo leéis antes de dormir.

Hablen acerca de lo que leen. Preguntas como: ¿Qué crees que pasará después?, ¿Qué harías tú en el lugar del personaje?, ¿Por qué crees que hace eso?, favorecen el desarrollo del juicio crítico, de la creatividad y te permiten comprobar que tu hija entiende lo que estáis leyendo.

Si quieres aprender la mejor manera de narrar de forma atractiva un cuento te recomiendo que visites estás páginas:




No hay comentarios:

Publicar un comentario