Esperando la Navidad

En nuestra casa esperamos con gran ilusión la Navidad, pero para que la espera no se nos haga muy larga tenemos cada día una pequeña sorpresa y algo que hacer para preparar estas fiestas tan especiales.
Empezamos el mismo día 1 de Diciembre (bueno, yo empecé un poco antes porque tenía que preparar las tarjetas y las sorpresas para nuestro calendario de adviento).


Este año pensé que sería más emocionante que pusiéramos la decoración navideña poco a poco, en lugar de hacerlo en un par de días como hacíamos años atrás. De esta forma nos dá tiempo a preparar adornos hechos por nosotros mismos y a disfrutar más con cada detalle, porque le hemos dedicado un tiempo en exclusiva.
Organicé todo a través del calendario, de forma que en cada bolsita, correspondiente a un día, hay una pequeña tarjeta en la que se dice cuál es la actividad para ese día (colocar el portal de Belén, hacer un adorno para el árbol, leer un cuento que hable de la Navidad, hacer tarjetas de felicitación, detalles para regalar (como la carita de reno con nariz de chupa chups), pintar un cuadro con motivos navideños, montar un juguete de papel, etc.)
El resultado está siendo excelente. A la vez que disfrutamos de la ilusión de descubrir que sorpresa nos aguarda cada día, las actividades propuestas permiten que nuestro hijo ponga en práctica todo lo que está aprendiendo y además valore el resultado de su trabajo y lo vea reconocido.












Cada foto enlaza a la página dónde encontré la idea y/o los pasos para realizar esa actividad.




La serpiente arcoiris

Con este juego vamos a trabajar los colores, desarrollaremos el control de movimientos necesario para colocar las cartas correctamente y aprenderemos a respetar las reglas del juego.

Materiales: Para este juego hemos creado nuestras propias cartas inspiradas en el juego Serpentina. Para hacerlas hemos utilizado una plantilla de serpiente a la que hemos pegado cartulinas de diferentes colores (incluyendo diferentes tonalidades del mismo color) y hemos hecho una carta con cada segmento de la serpiente.
Incluimos en el juego de cartas varias cabezas y varias colas.

Realización: En una primera etapa, hemos construido una serpiente ordenando los colores y haciendo los cambios de color de manera gradual. El objetivo de este juego era familiarizarse con las diferentes tonalidades de un mismo color y ser capar de ordenarlas gradualmente de más claro a más oscuro y viceversa.
Superada la primera etapa, pasamos al juego.
Se reparte un número determinado de cartas entre cada jugador, que no se enseñan a los demás. Con el resto, se forma un montón boca abajo. Para empezar el juego, se da la vuelta a la primera carta del montón y se pone sobre la mesa boca arriba.

Cada jugador, por turnos y si puede, irá colocando un segmento de la serpiente, respetando los colores (no puede cambiar bruscamente de color, sino gradualmente como se trabajó en la primera etapa del juego). Si no puede hacerlo, deberá empezar otra serpiente.
Mientras queden cartas en el montón, se roba una en cada turno.
Gana el primero que completa una serpiente.

Ardillas.





En la página de Spoonful hemos encontrado varias actividades creativas para trabajar sobre el Otoño, entre las que están estas simpáticas ardillas que hemos añadido a nuestra decoración otoñal.
También hemos hecho una corona de hojas y una guirnalda de otoño pero hay muchísimas actividades donde elegir.

Poesía de Otoño: Tan, tan.


                     Tan, tan.

Tan, tan.
¿Quién es?

El Otoño otra vez.
¿Qué quiere el Otoño?
El frescor de tu sien.
No te lo quiero dar.
Yo te lo quiero quitar.

Tan, tan.
¿Quién es?
El Otoño otra vez.

                   Federico García Lorca.

Versionando a Escher


Aunque conocíamos un poco de la obra de Escher, fue el verano pasado, cuando visitábamos la exposición de Universos Infinitos cuando aprendimos más sobre ella. La verdad es que a pesar de que nuestro hijo todavía no había cumplido los 3 años quedó muy impresionado por sus obras (sobre todo por el montaje audiovisual) y entonces guardamos la idea.
Este año, volvimos a encontrarnos con la obra de Escher en el Parque de las Ciencias de Granada, y curioseando en la tienda vimos un puzzle que dio forma a la idea definitiva: ¡Crear nuestro propio puzzle versionando a Escher!

Para hacerlo buscamos primero la obra original, para poder reproducir a uno de los lagartos.
Después de crear la plantilla, recorté unos cuantos en cartón duro.
Cuando ya tenía suficientes los pintamos con temperas y posteriormente, mi hijo y yo les dotamos de algo más de detalle con un rotulador permanente.

El resultado final es éste, un puzzle muy colorido, en el que todos los lagartos encajan. Bueno, nosotros pintamos del revés a uno de ellos y no encajaba (el pobrecito quedó excluido del grupo).
Después de montar y desmontar el puzzle varias veces, mi peque me dijo que le gustaría verlo en su habitación, así que al final hasta nos ha servido para decorar.



Abecedario


Hoy hemos terminado la base de un nuevo proyecto. Nuestro "libro" del abecedario.
Ya el año pasado, comenzamos a desarrollar mediante canciones y juegos nuestra conciencia fonológica.

Pero ahora, ya que conocemos y sabemos identificar todas las letras, he pensado en seguir trabajando con las letras pero con otra presentación. He recopilado en fundas de plástico para archivar una serie de ejercicios, dibujos para colorear, bits y pictogramas relacionados con cada letra del abecedario. De esta forma tenemos un montón de material ordenado y listo para usar, además de un espacio  donde poder guardar otras cosas interesantes que descubramos en un futuro y estén relacionadas con el tema (poesías, cuentos, canciones, dibujos, etc.).
En un principio pensé en hacer un lapbook, pero era tanto el material que tenía que lo vi muy difícil de presentar. Al final, estas fundas las he archivado y ha quedado muy bien.
Para realizar este proyecto, he conseguido un material de muy buena calidad en estas páginas:

- Recursos para el aula: Actividades con cada una de las letras del abecedario.
- ARASAAC: Catálogo de pictogramas.
- Cathy Créatif: Abecedarios para colorear.


Poesía de los dedos.





Esta poesía forma parte de nuestras tradiciones familiares, ya que desde que nuestro hijo era un bebé se la recitamos mientras le cortamos las uñas ¡y siempre nos ha sido de mucha utilidad!

Ahora la estamos trabajando para nuestro nuevo proyecto: El gran tesoro de la salud. 




-Dedo pulgar, dedo pulgar, ¿Dónde estás?
- Aquí estoy
-Gusto en saludarte,
-Gusto en saludarte, ya me voy. ¡Adiós!
-¡Adiós!
-Dedo índice, dedo índice, ¿Dónde estás?
Aquí estoy
-Gusto en saludarte,
-Gusto en saludarte, ya me voy. ¡Adiós!
-¡Adiós!
 -Dedo corazón, dedo corazón, ¿Dónde estás?
Aquí estoy
-Gusto en saludarte,
-Gusto en saludarte, ya me voy. ¡Adiós!
-¡Adiós!
-Dedo anular, dedo anular, ¿Dónde estás?
Aquí estoy
-Gusto en saludarte,
-Gusto en saludarte, ya me voy. ¡Adiós!
-¡Adiós!
- Dedo meñique, dedo meñique, ¿Dónde estás?
Aquí estoy
-Gusto en saludarte,
-Gusto en saludarte, ya me voy. ¡Adiós!
-¡Adiós!
Puedes escucharla en la unidad 1 de Pelayo y su pandilla en la sección de "Oir".

¿Qué tiene mi cuerpo?


Con este juego reconocemos las diferentes partes de nuestro cuerpo.



Realización: "Mi cuerpo tiene..." Con esta frase comenzaremos el juego  en el que cada participante, por turnos, irá nombrando diferentes partes de nuestro cuerpo sucesivamente hasta completar todas las partes. Por ejemplo: " Mi cuerpo tiene...¡manos! ", "Mi cuerpo tiene...¡ojos!", etc.




Imagen tomada de:http://www.mundomumu.com/fichas-para-ninos/cuerpo%20humano/ejercicios-2.html

Cuéntame una ópera

Esta es una recomendación de una página web que descubre la música a los niños (y a los que ya no somos tan niños) con una presentación muy interesante. En Cuéntame una ópera podremos leer un cuento a nuestros hijos y escuchar con ellos esta extraordinaria interpretación musical.
Os invito a experimentar otra forma de contar cuentos...

Pelayo y su pandilla.

Las unidades didácticas de Pelayo y su pandilla son un excelente material para trabajar con niños de infantil creados por la plataforma de NEA Educastur. Pero en la web de Orientación Andújar puedes encontrar ordenadas por categorías todas las unidades.


Mi cuerpo suena así

Con este juego descubrimos los diferentes sonidos que podemos hacer con las diferentes partes de nuestro cuerpo. Podemos trabajar el sentido del ritmo y la creatividad.

Realización: Empezaremos nosotros diciendo: "Mis manos suenan así" y daremos palmadas, invitando después a nuestro hijo a dar palmadas. Después podemos cederle el turno a él para que nos diga cómo podemos crear otros sonidos utilizando diferentes partes de nuestro cuerpo. Si no se le ocurre ninguno podemos darle pistas.
Algunas cosas de las que se nos han ocurrido a nosotros son: patadas en el suelo para que suenen nuestros pies, palmadas en la barriga o en los muslos, silbidos...

Si quieres sorprenderlo invítale a escuchar esta interpretación de Perpetuum Jazzile:



Imagen tomada de: http://baprendeencasa.blogspot.com.es/2011/12/habilidades-con-los-pasos.html

Lapbook: El mundo que me rodea.




El último lapbook que hemos terminado es este: El mundo que me rodea. Dejamos aquí reflejado un pequeño resumen de nuestro proyecto, con el que hemos querido conocer el mundo desde nuestro entorno más conocido (nuestra casa, nuestro barrio, nuestro pueblo), hasta otras culturas que conviven con nosotros en nuestro mundo.





En las primeras páginas apreciamos visualmente lo que he descrito anteriormente: nuestro mundo desde nuestra casa hasta el conjunto de todos sus continentes. Aquí invitamos a pasar un buen rato jugando y aprendiendo conceptos como: barrio, pueblo, ciudad, comunidad autónoma y país.


En las páginas siguientes hablamos de símbolos que definen la identidad de un país, comunidad, provincia o pueblo como son las banderas y los himnos. También aquí invitamos a conocer mediante libros de pegatinas y otros juegos otras banderas e himnos diferentes al nuestro.



Seguimos conociendo otros rasgos que definen las diferentes culturas y etnias: color de la piel, trajes típicos, juegos regionales, casas del mundo, otras lenguas, comidas étnicas y artesanía.




Hemos incluido otro apartado que nos da pie a reflexionar sobre las diferencias que hay entre niños y niñas de otras partes del mundo en relación a dónde viven. Apoyamos esta reflexión no sólo con el análisis de fotografías de escuelas de todas partes del mundo sino también con la lectura de cuentos que nos invitan a conocer cómo viven los niños que pasan por situaciones extremas como la pobreza o la guerra.



Y por último, como viene siendo habitual en nuestros lapbooks, tenemos un bolsillo auxiliar dónde guardamos material complementario como: juegos, mapas, dibujos y poemas.

Juego de cumpleaños.

Este juego, además de hacernos pasar un buen rato, va a ayudar a los niños a comprender mejor la noción del tiempo a la vez que podemos visualizar el recorrido que hace nuestro planeta alrededor del sol.

Materiales: Un globo, una vela y una forma elíptica marcada en el suelo.

Realización: Nos sentamos alrededor de la elipse que hemos trazado en el suelo.
Colocamos la vela en el centro, representando al sol.
La persona que cumple años coge el globo y camina alrededor del sol, volviendo a su lugar en la elipse. Entonces explicamos que a la Tierra, le lleva todo un año dar la vuelta alrededor del sol.
Puede dar una vuelta por cada año que tiene, y en cada vuelta podemos contar una anécdota sobre cuando nació, cuando tenía un año, cuando tenía dos, etc. Y cuando llegue al año que cumple le cantamos cumpleaños feliz.

Puede ser divertido dejar adivinar a los niños cuántos años tenemos nosotros. Luego podemos decir los años que tenemos y dar las vueltas correspondientes ¡Les parecerá una eternidad!

Este año nosotros hemos preparado un recuerdo muy especial para los asistentes al cumpleaños ¡Una Super Chuche! idea que vimos en DecoPeques. Si os animáis sólo tenéis que imprimir la plantilla y preparaos para crear un monton de Super héroes muy dulces.
Éste es nuestro resultado:

Suben las hormiguitas.

Con esta pequeña retahíla podemos empezar un agradable juego con nuestro hijo, que será muy beneficioso para ambos porque en el compartimos caricias, risas y tiempo de juego en común.



Suben las hormiguitas,
suben las hormiguitas...
Bajan los elefantes,
bajan los elefantes....




Realización: Colocar al niño sentado o tumbado boca arriba. Nosotros a su lado recitamos los dos primeros versos simulando hormigas con los dedos (moviéndolos suave y rápidamente) desde los pies hasta la cabeza. Después, mientras se recitan los dos últimos, con las manos abiertas, simulamos los pisotones del elefante (suave y muy lentamente) bajando desde su cabeza hasta los pies.

El Sistema Solar. Lapbook.



Este verano, hemos recogido gran parte de lo que aprendimos sobre el Sistema Solar en un lapbook. De esta forma, cuando nos apetezca podemos sacarlo y repasar de una manera amena y divertida.

Hemos comprobado que a nosotros nos va mejor así. Primero trabajamos sobre un tema durante algún tiempo, y luego hacemos el lapbook, que queda listo y disponible para futuras consultas. Además el hecho de dotar a todos nuestros lapbooks de un bolsillo auxiliar, nos permite ir ampliando información si descubrimos algo nuevo e interesante sobre ese tema.

La primera página de este lapbook incluye los planetas que forman parte de nuestro Sistema Solar.






Dedicamos un espacio a nuestro satélite: la Luna.








Después tenemos un minibook desplegable que habla sobre las estrellas: el Sol, las constelaciones, las galaxias...





El siguiente apartado recoge información sobre cohetes, transbordadores y otras naves espaciales.







Y en el último apartado hablamos sobre los astronautas, el traje espacial y sobre Pedro Duque.








En el bolsillo auxiliar guardamos todo tipo de material complementario: Juegos, canciones, cuentos, puzzles, reportajes de revistas... para ampliar los contenidos, o para completar algunos apartados.

La senda de la naturaleza.

La naturaleza nos proporciona un caudal inagotable de experiencias. No es difícil poder descubrir la gran variedad de estímulos: el canto de un pájaro, la aparición de un insecto o el contacto con las plantas.
El hecho de ofrecerle a nuestro hijo este tipo de vivencias, nos ayuda a transmitirle nuestro amor y respeto por la naturaleza. Pero, además resulta una oportunidad excepcional de desarrollar su curiosidad y su pensamiento científico.

Desde hace algún tiempo, hemos querido ampliar este tipo de experiencias y además intentamos que nuestro hijo se cuestione lo que ve. Le animamos a descubrir "tesoros" en nuestros paseos (ya sea en el parque o en el campo) y también nos apoyamos de otro tipo de espacios como el Parque de las Ciencias que permiten experimentar y aprender de una forma totalmente empírica.
Para motivarle más, antes de nuestra salida marcamos un objetivo. Por ejemplo: Hoy vamos a buscar insectos.
Eso no quiere decir que no nos fijemos en nada más, pero nos da un hilo conductor. De esta forma primero preparamos el material necesario. En nuestro caso, una mochilita con: un tarro de cristal, una lupa y una cámara de fotos.
Después cuando comenzamos a pasear estamos bien atentos a todo lo que podamos descubrir.
En nuestro último paseo fuimos en busca de insectos y además de observar más detenidamente hormigas y chinches del campo, descubrimos elaboradas telas de araña, lo que nos permitió aprender que las arañas no son insectos.
Nuestro hallazgo más interesante fue descubrir la piel antigua de un insecto, que por cierto no supimos identificar exactamente. Pero esto nos llevó a hablar del exoesqueleto y de cómo cuando algunos insectos crecen deben cambiar su muda porque su antiguo "traje" se les había quedado pequeño.
Cuando vemos que algún tema le interesa especialmente, investigamos y trabajamos sobre él y después recogemos toda la información en un lapbook.
Para nuestras excursiones a la naturaleza los libros de la Senda de la Naturaleza de la editorial SM nos han sido de gran ayuda, porque dan muy buenas ideas y son muy ilustrativos.

Línea del tiempo.

En una entrada anterior describía nuestro periódico mural y uno de sus apartados era la línea del tiempo.
Este año, aunque conservamos la línea del tiempo en el periódico, hemos decidido crear un formato más accesible para él. De esta forma, cuando tenga curiosidad, puede acercarse y consultarla. Además la hemos plastificado para que pueda manipularla sin temor a estropearla.


Hemos dividido nuestra línea en tres franjas de tiempo: mañana, tarde y noche.
Con imágenes hemos ilustrado nuestra rutina, y después la hemos comentado, describiendo lo que solemos hacer y evocando recuerdos buenos de cada fracción señalada.
Una buena idea, para niños más mayores, es poder ilustrar su linea del tiempo con dibujos propios.

Por último colocamos la línea del tiempo en un lugar de facil acceso.

Caminito de la escuela.


Empezamos el año escolar con las pilas cargadas y un montón de nuevos y fascinantes proyectos.
¡Feliz vuelta al cole!

Caminito de la escuela
apurándose en llegar,
con sus libros bajo el brazo
va todo el reino animal.
El ratón con espejuelos.
De cuaderno el pavo real.
Y en la boca lleva el perro
una goma de borrar.
Cinco gatitos
muy bien bañados,
alzando los pies,
van para el kinder
entusiasmados
por primera vez.
Caminito de la escuela,
pataleando hasta el final,
la tortuga va que vuela
procurando ser puntual.
Caminito de la escuela,
porque quieren aprender,
van todos los animales
encantados de volver.
El camello con mochila.
La jirafa con su chal.
Y un pequeño elefantito
da la mano a su mamá.
No falta el león,
monos también
y hasta un tiburón.
Porque en los libros
siempre se aprende
cómo vivir mejor.
La tortuga, por escrito,
ha pedido a Santa Claus
sus dos pares de patines
para poder ir veloz.

Bingo con dados.

Los dados nos ayudan a desarrollar el conocimiento matemático a través de múltiples juegos. Nosotros vamos explicar hoy uno muy sencillo con el que vamos a trabajar el conteo y el reconocimiento numérico.

Materiales: Un dado, cartones con seis casillas con los números del 1 al 6 (un número por cada casilla), fichas o botones para tapar los números que nos vayan saliendo (6 por cartón).

Realización: Comienza el juego el jugador que, al tirar el dado, obtiene el número mayor.
Por turnos, los jugadores tiran el dado y tapan con una ficha la casilla del número que haya salido.
Gana el jugador que completa primero todas las casillas.

Conviene que los niños cuenten los puntos del dado y los relacionen con el número escrito en cada casilla.

Imagen obtenida de: http://literapialunizante.blogspot.com.es/2011/09/el-azar.html

Jugamos con ARCO




Los juegos de ARCO entran en nuestra lista de favoritos.  
Nosotros los descubrimos a través del blog orca-alce, al igual que otros juegos muy interesantes. 

ARCO consta de unos cuadernillos que contienen los juegos, que en algunas páginas webs se consideran de preguntas y respuestas, y un estuche con fichas que permite desarrollar el juego y que es autocorrectivo.
Estos juegos tienen varios niveles que van desde los 2 a los 13 años. 
Con los diferentes cuadernillos podemos trabajar la atención, observación, concentración, asociación, rompecabezas, pre-lectura, matemáticas, etc.


Como es un juego didáctico realmente bueno, yo lo recomendaría como actividad para las vacaciones en lugar de los típicos cuadernillos, que para mi gusto resultan bastante monótonos.

Imágenes tomadas de:
- http://www.noecb.com/productos/bambino-arco-a-contar.html?utm_source=shopmania&utm_medium=cpc&utm_campaign=direct_link
-http://luisdoraoinfantil.blogspot.com.es/2012/02/juego-educativo-bambino-arco.html

Juego de palabras.

En el siguiente juego vamos a desarrollar la conciencia fonológica, además de la discriminación auditiva y la atención.
Materiales: Imágenes que comparten una misma estructura vocálica. Por ejemplo: casa, vaca, cama. También  otras que no la compartan para apreciar la diferencia como por ejemplo: dado, pera, bota.


Realización:Presentamos en una bandeja o sobre un folio las imágenes que hemos seleccionado, mezclando las que comparten la misma estructura vocálica con las que no lo hacen.
A continuación, le pediremos al niño que seleccione las palabras que tienen las mismas vocales que la palabra modelo. En el ejemplo propuesto sería por ejemplo "caja". A continuación  iremos nombrando cada una de las imágenes haciendo especial énfasis en la pronunciación de las vocales.
Si comete algún error, podemos ayudarle a identificarlo cambiando las vocales. Por ejemplo, si dice que "seta" tiene la mismas vocales que "caja" podemos decirle. ¿Seguro? ¿Es eso una saaataaaa o una seeeetaaa?.


Princesa O.




A la princesa O,
yo te quiero presentar.
Es la hija mayor,
se parece a su mamá.
Oo, oo, oo, princesa O.
Se come un pastel.
Sus dientes lava después.
Tanto dulce comió,
que la tripa le dolió.
Oo, oo, oo, princesa O.
Le gusta mucho el mar
y entre las olas nadar.
Tiene un osito fiel,
juega y se duerme con él.
Oo, oo, oo, princesa O.

El príncipe E.




Príncipe E, ¿Por qué eres tan travieso?
Y siempre vas con los pelos muy revueltos.
¿Eh? ¿Eh? Preguntas despistado.
¿Eh? ¿Eh? Y Nunca estas parado.
E, e, e. Contigo jugaré príncipe E.
Eras pequeño cuando te regalaron
un elefante que siempre está a tu lado.
¡Eh!¡Eh! Cuánto daño te hizo.
¡Eh! ¡Eh! Al pisarte el erizo.
E, e , e. Todos amigos sois príncipe E.

La princesa I.



La princesa I siempre está llorando,
al caer sus lágrimas forman charcos.
Si le quitan sus juguetes la princesa llora fuerte:
Iiii, iiii.
No llores, princesa I.
La princesa I juega con su iguana.
De tanto jugar luego está cansada.
Corre, corre. No está quieta.
Cuando se cansa, se queja:
Iiii, iiii.
No llores, princesa I.

Inteligencia emocional y social

" Según los paleontólogos, la inteligencia social nació mucho antes que el lenguaje a causa de la necesidad de los animales de la misma especie de juntarse para defenderse de sus depredadores y para optimizar las oportunidades de cazar y de obtener los alimentos. Han cambiado los depredadores y nuestro sistema de adquirir alimentos, pero el trabajo en equipo es más necesario que nunca y, en consecuencia, la inteligencia emocional y social es también más imprescindible que nunca."  Llorenç Guilera. (Extraído de su artículo Qué entendemos por inteligencia para el especial de National Geographic  para la edición especial Cerebro y emociones)


¿Por qué es necesario educar la inteligencia social?

Durante los primeros años de vida, el mundo emocional del niño es egocéntrico. Pero a medida que crece va sintiendo cada vez más interes por los demás, interesándose por juegos compartidos.
Pero se encuentra con una dificultad. Acostumbrado a ser el centro de atención, de pronto se encontrará que para jugar con otros niños y niñas tiene que compartir sus juguetes, guardar turno y respetar determinadas normas de convivencia.
Los padres, como principal modelo de inteligencia social, debemos ayudar a nuestros hijos a desarrollar aquellas habilidades que le van a permitir establecer buenas relaciones con los demás.

¿Y cómo podemos potenciar la inteligencia social de nuestro hijo?

Debemos ayudar a nuestro hijo a adquirir y desarrollar grandes recursos personales como la empatía, la compasión, la capacidad de colaborar y cooperar, el respeto, etc.
Estos valores nos permiten comprender a los demás haciéndonos una idea de lo que piensan o sienten.
Podemos empezar con juegos sencillos como reconocer sentimientos a través de expresiones faciales y corporales.
También podemos ayudarle a comprender otros puntos de vista cuando leemos cuentos, poniéndonos en el lugar del personaje: ¿Cómo se siente? ¿Por qué habrá actuado así?
A través de nuestra experiencia diaria, podemos ponerle nombre a los sentimientos dándole nombre a las emociones que está experimentando. Por ejemplo:"Entiendo que estés enfadado por..." o "Se nota que estás muy ilusionado con...". Expresando sus sentimientos el niño exterioriza lo que está viviendo y esto le ayudará en su autorregulación emocional.
Haciéndole partícipe de las conversaciones le ayudamos a desarrollar su habilidad de comunicación con los demás y le ayudamos a ser consciente de cuando es adecuado hablar y cuando es mejor escuchar.
También debemos facilitar que se reuna con más niños y niñas para que pueda ejercitarse en juegos cooperativos. Además para los niños es muy importante tener amigos y sentirse aceptado por sus iguales. Favorecer la relación con los demás y la comunicación con ellos, le permitirá poner a prueba el control de sus emociones y el dominio de sus impulsos. La actitud de los padres es fundamental, ya que debemos guiarles no sólo en el control de sus impulsos o conductas agresivas, sino en la reparación de la falta (pidiendo perdón, consolando, etc.)
Para reforzar los sentimientos prosociales y las emociones positivas que surjan cuando actúe correctamente, hay que elogiarlas y resaltarlas con afirmaciones como por ejemplo: "Qué bien nos sentimos cuando hacemos felices a los demás..." o "Has sido my generoso al compartir ese juguete que te gusta tanto"

Recomiendo aquí algunos enlaces interesantes sobre este tema:

http://es.scribd.com/doc/7166209/Inteligencia-Social-Goleman

http://www.tu.tv/videos/redes-394-educacion-emocional-11-04-06


Imagen desde http://adopcionpordentro.blogspot.com.es/2009/05/inteligencia-cultural.html

Proyecto Sistema Solar

En el cole, nos han pedido que ayudemos a nuestros hijos a preparar una actividad para enseñar y contar al resto de la clase. A nuestro hijo le ha tocado explicar los transbordadores y los cohetes espaciales.
En casa hemos estado realizando diversas actividades en torno a este proyecto: 



Hemos hecho nuestro propio cohete: la estructura está hecha con un cartoncito del papel higiénico y cartulina. Después le hemos aplicado varias capas de papel con cola y por último lo hemos pintado y aunque no se aprecia bien en la foto le hemos puesto un poco de algodón en el motor.



Además inspirados en el trabajo de Todos los como creamos nuestros propios puzzles para llevar a la clase y no nos quedaron nada mal.


Y también repasamos los planetas a la vez que creamos un móvil para el techo de la habitación. Esta idea y las estupendas imágenes de los planetas las conseguimos en la página del intef que presenta la astronomía para niños y tiene actividades muy interesantes y entretenidas. Y éste fue el resultado (en la foto también aparece uno de los planetas que mi marido ha hecho con papiroflexia).



Y montamos nuestro mural de transbordadores y cohetes espaciales en el que se apoya nuestro hijo para explicar qué es un transbordador y un cohete, para qué se utiliza y qué tipos de artefactos puede transportar hasta el espacio (todo esto adaptado para niños de 3 años). La verdad es que lo explica muy bien y cada vez colabora más activamente en todo el proceso de elaboración. 


Como actividades complementarias hemos visto Wall-e y el capítulo de Érase una vez los inventores Armstrong y la Luna y hemos visitado el Parque de las ciencias dónde ha podido ver una reproducción de los planetas a escala, conocer por qué la Tierra es redonda, cómo se forma la atmosfera o cómo se comporta un agujero negro (no sé qué será lo que ha entendido él pero, desde luego que se lo pasó en grande y es una forma estupenda de aprender más sobre el mundo que nos rodea).