Niños de otras culturas.

Para nuestro proyecto de El mundo que me rodea, estamos trabajando la diversidad de culturas y cómo pueden caracterizarse por una forma especial de vestir y por los rasgos físicos singulares de las diferentes razas.
Para trabajar esto, hemos leído cuentos y trabajado con libros de pegatinas. También hemos hecho dibujos y visto animaciones en las que los protagonistas eran de lugares muy diferentes.
El juego que voy a describir es otra forma más de conocer otras formas de vivir diferentes a la nuestra. Además de trabajar los diferentes continentes, este juego desarrolla la atención, la percepción visual a la vez que trabajamos valores como la tolerancia y el respeto.

Materiales: Imágenes de niños de diferentes culturas. En el reverso de la fotografía se puede especificar de que continente es el niño o la niña marcándolo con un código de color (nosotros hemos utilizado los mismos colores que se pueden ver en el mapamundi de la imagen).

Realización: Poco a poco iremos mostrándole a nuestro hijo las diferentes fotografías que hemos ido recopilando, hablando de lo que más nos llama la atención de cada una de ellas. De esta forma se irá familiarizando progresivamente con las imágenes.
En días posteriores, cuando veamos que nuestro hijo es capaz de reconocer rasgos muy característicos, podemos plantearle el  reto de averiguar el continente en el que es más probable que viva la niña o el niño de la fotografía.
Como habíamos identificado la solución con un código de color que se corresponde con el mapa que tenemos de referencia, el mismo podrá comprobar si su respuesta ha sido acertada.

Otro juego que podemos plantear con las fotografías es agrupar en parejas trajes típicos o vestidos nacionales. Mezclamos bien las fotografías y, colocándolas boca abajo, el juego consistirá en ir descubriendo las parejas iguales. Cada jugador, por turnos, irá levantando dos fotografías.  Si coinciden como pareja gana esa jugada y continúa su turno. Si no, pone otra vez las fotografías boca abajo y pasa el tuno al otro jugador. Ganará el juego el participante que tenga en su poder más parejas de iguales. Este juego es especialmente bueno para ejercitar la memoria visual.

Como se puede ver en la imagen, nosotros después de haber trabajado con estas fotografías hemos seleccionado las que más nos gustaban y hemos hecho un montaje en nuestro periódico mural, que es donde vamos exponiendo el trabajo que tenemos entre manos. Después, cuando vea que el tema pierde  interés y no da para más haremos el lapbook correspondiente para poder repasarlo cuando queramos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario