Jugamos con las letras.

Este juego ayuda a aprender el sonido de las letras. Yo personalmente tenía pensado empezar a trabajar las letras más tarde, pero como en el colegio han empezado ya con la lectoescritura, me parece una buena idea ayudarle  mediante juegos.

Materiales: Varias imágenes de objetos, animales, plantas que empiecen por las letras que estamos trabajando. Por ejemplo: sol, sapo, serpiente, estación, estrella y elefante. Recomiendo los pictogramas que comparten en ARASAAC, porque tienen un catálogo super amplio y son de mucha calidad.

Realización: Colocamos las imágenes con las que vamos a jugar encima de la mesa. Y nombramos cada una de ellas poniendo especial énfasis en la letra que vamos a trabajar.
Después jugaremos al "Veo veo" diciendo: "Veo,  veo una cosita que empieza por la ssss". Aquí nosotros utilizamos el fonema y no el nombre de la letra, porque para él es más fácil, y lo que buscamos en este juego es que distinga los sonidos de cada letra.
Cuando adivina de qué se trata, lo clasificamos poniéndolo al lado de la letra mayúscula que estamos trabajando. Nosotros tenemos un alfabeto hendido y cuando lo coloca repasa con el dedo la letra, a la vez que reproducimos su sonido.

Este juego tiene múltiples variantes, que se van adaptando conforme el niño aumenta sus conocimientos y va adquiriendo destreza. Por ejemplo podemos aumentar el número de letras con las que trabajamos (nosotros ahora sólo jugamos con 2).
También, con palabras que contengan pocas letras, como pan, sol, sal, pez, etc. podemos jugar al "Veo, veo", pero fijándonos en la letra en la que terminan.



Imagen de: http://www.webdesignhot.com/free-vector-graphics/cartoon-style-letters-vector-set/

Desarrollo sensorial. Clasificar frutas y verduras.

Con este juego vamos a desarrollar los sentidos, diferenciando la textura, el tamaño y la forma, el olor y el sabor de diferentes frutas y verduras.

Materiales: En principio empezaremos a trabajar con tres o cuatro frutas y verduras que presenten un marcado contraste en sus características (mandarina, plátano, tomate, puerro)

Realización: En un primer momento presentamos las frutas y verduras con las que vamos a trabajar. Dejaremos que nuestro hijo las explore libremente, comentando algunas de las características que podemos percibir: su forma, su color, cómo es su piel (lisa o rugosa, suave o áspera, dura o blanda), cuál es su aroma y finalmente, le animaremos a probarlas para diferenciar su sabor. 
Después, le podemos proponer jugar a "Adivina qué es...". Utilizando los mismos alimentos que antes habíamos explorado. Le pediremos que intente adivinar con los ojos cerrados de qué alimento se trata, saboreando, tocando u oliendo cada uno.

Podemos pedirle que los clasifique según alguno de sus atributos.   
Podemos repetir el juego utilizando alguna fruta o verdura que le sea desconocida. Si al principio se niega a probarlos, le podemos sugerir que lo chupe o le de un mordisquito.

Imagen tomada de: http://www.dixonfruit.com/