Lapbook. Los alimentos. Un restaurante en casa.

"Los seres humanos nos guiamos por proyectos. No estamos sólo determinados por nuestro pasado, sino por nuestro futuro."  José Antonio Marina. El cerebro infantil: la gran oportunidad.


El aprendizaje por proyectos, nos ayuda a idear planes para realizar algo que nos hemos propuesto, planificando los pasos sucesivos que tenemos que dar para alcanzar nuestra meta.

Una vez terminado nuestro proyecto "Un restaurante en casa" decidí recoger nuestro trabajo en un lapbook. A diferencia de nuestro primer lapbook, en éste al haber trabajado previamente el material, lo utilizamos para repasar lo aprendido y además para poder enseñarle lo que estamos aprendiendo a otras personas (amigos, familia, etc.)

Ahora paso a describir nuestro trabajo en éste lapbook, empezando por la portada, cartel de nuestro restaurante: "El pucherito del gnomo".

Al abrir nuestro lapbook, lo primero que vemos una pirámide alimenticia. Con ella, podemos trabajar los diferentes grupos de alimentos. Observamos qué alimentos son la base de la dieta y podemos jugar a clasificar alimentos en los diferentes grupos.
En la esquina superior izquierda hay un desplegable que resume las características de los grupos más importantes y que le aportan a nuestro organismo.

Como actividad complementaria podemos jugar con él a "...Y comieron felices" Una historia optimista sobre la desnutrición infantil. de MSF. En la que una de las pruebas muestra una pirámide nutricional, en la que se pueden arrastrar los diferentes alimentos, pero sólo permanecen los que habitualmente se consumen en Níger.



También podemos jugar con nuestro lapbook a clasificar. Tenemos varias opciones: clasificar por colores, según sean frutas o verduras y  alimentos dulces o salados. Aquí podemos incluir otros juegos para el desarrollo sensorial, que nos permitan trabajar con frutas y verduras de verdad.





Además tenemos un juego de memoria. En él, colocamos las cartas con imágenes de frutas boca abajo. Por turnos, tomamos dos cartas buscando el par correcto (con las dos imágenes iguales). Cuando hay coincidencia se retiran del grupo. El juego continúa hasta descubrir todas las parejas.


Otra sección recoge Bits de arte. Para hacerlos imprimí bodegones de diferentes autores y épocas. Observamos los cuadros, hablamos sobre ellos: cuál nos gusta más, qué alimentos están representados, diferenciar un bodegón de otra obra que no lo sea (por ejemplo un retrato) y destacamos curiosidades, como las composiciones de rostros humanos a partir de alimentos de Arcimboldo.
También pintamos nuestro propio bodegón y estampamos con frutas y verduras.


En las páginas siguientes tenemos varios juegos. En la izquierda encontramos uno que nos enseña a poner la mesa. Otro nos invita a hablar sobre dónde vienen los alimentos y dónde los compramos nosotros. También hay uno que habla de cuántas comidas hacemos en el día, cómo se llaman y qué alimentos podemos incluir en cada una.

En la página derecha, tenemos un juego para clasificar galletas según su forma, "metiendo" cada galleta en el tarro que le corresponde.


En ésta misma página encontramos un juego que nos invita a colocar la compra, sacando los diferentes alimentos de la bolsa y guardándolos en el frigorífico o en el mueble según necesiten frío o no para su conservación.
También en este apartado podemos hablar de qué significa la fecha de caducidad y de cómo podemos saber si un alimento está en mal estado.



Y llegamos a las dos páginas finales de este lapbook.
En la página de la izquierda tenemos una serie de tarjetas que nos hablan de cómo comportarse correctamente en la mesa. Con ellas podemos hablar sobre lo que resulta incorrecto y por qué.






También en esta página tenemos un pequeño juego dónde se muestran los ingredientes y su resultado al cocinarlos. Tendremos que adivinar si necesitan frio o calor para su preparación.
En la página de la derecha nos metemos de lleno en un restaurante. En un mini-libro desplegable vemos las personas que trabajan en un restaurante. Podemos hablar de las acciones que realiza cada uno.
También tenemos un pequeño juego sobre qué hace un cocinero, en el que hay que averiguar que utensilios necesita un cocinero para trabajar.
Además aquí nuestro hijo puede ayudarnos a realizar alguna receta sencilla. Nosotros hemos empezado con un zumo de frutas y pizza.


Por último jugamos con la carta de nuestro restaurante. Primero identificamos los alimentos que hay en la carta. Después tomamos nota jugando a "Camarero tráigame....". En éste juego trabajamos con los alimentos de juguete de la cocinita, y para hacer el juego más divertido en lugar de una bandeja, tendremos un cojín, de modo que cuando vayamos a servir la mesa, tendremos que intentar que no se nos caigan las cosas.
Por último, ajustaremos la cuenta, contando las monedas que cuesta cada cosa que hemos pedido.



Así es nuestro lapbook. Lo completa un bolsillo posterior dónde guardo algún cuento, las fichas de algunos juegos que he descrito anteriormente, y un abecedario ilustrado con alimentos.