El príncipe E.




Príncipe E, ¿Por qué eres tan travieso?
Y siempre vas con los pelos muy revueltos.
¿Eh? ¿Eh? Preguntas despistado.
¿Eh? ¿Eh? Y Nunca estas parado.
E, e, e. Contigo jugaré príncipe E.
Eras pequeño cuando te regalaron
un elefante que siempre está a tu lado.
¡Eh!¡Eh! Cuánto daño te hizo.
¡Eh! ¡Eh! Al pisarte el erizo.
E, e , e. Todos amigos sois príncipe E.

La princesa I.



La princesa I siempre está llorando,
al caer sus lágrimas forman charcos.
Si le quitan sus juguetes la princesa llora fuerte:
Iiii, iiii.
No llores, princesa I.
La princesa I juega con su iguana.
De tanto jugar luego está cansada.
Corre, corre. No está quieta.
Cuando se cansa, se queja:
Iiii, iiii.
No llores, princesa I.

Inteligencia emocional y social

" Según los paleontólogos, la inteligencia social nació mucho antes que el lenguaje a causa de la necesidad de los animales de la misma especie de juntarse para defenderse de sus depredadores y para optimizar las oportunidades de cazar y de obtener los alimentos. Han cambiado los depredadores y nuestro sistema de adquirir alimentos, pero el trabajo en equipo es más necesario que nunca y, en consecuencia, la inteligencia emocional y social es también más imprescindible que nunca."  Llorenç Guilera. (Extraído de su artículo Qué entendemos por inteligencia para el especial de National Geographic  para la edición especial Cerebro y emociones)


¿Por qué es necesario educar la inteligencia social?

Durante los primeros años de vida, el mundo emocional del niño es egocéntrico. Pero a medida que crece va sintiendo cada vez más interes por los demás, interesándose por juegos compartidos.
Pero se encuentra con una dificultad. Acostumbrado a ser el centro de atención, de pronto se encontrará que para jugar con otros niños y niñas tiene que compartir sus juguetes, guardar turno y respetar determinadas normas de convivencia.
Los padres, como principal modelo de inteligencia social, debemos ayudar a nuestros hijos a desarrollar aquellas habilidades que le van a permitir establecer buenas relaciones con los demás.

¿Y cómo podemos potenciar la inteligencia social de nuestro hijo?

Debemos ayudar a nuestro hijo a adquirir y desarrollar grandes recursos personales como la empatía, la compasión, la capacidad de colaborar y cooperar, el respeto, etc.
Estos valores nos permiten comprender a los demás haciéndonos una idea de lo que piensan o sienten.
Podemos empezar con juegos sencillos como reconocer sentimientos a través de expresiones faciales y corporales.
También podemos ayudarle a comprender otros puntos de vista cuando leemos cuentos, poniéndonos en el lugar del personaje: ¿Cómo se siente? ¿Por qué habrá actuado así?
A través de nuestra experiencia diaria, podemos ponerle nombre a los sentimientos dándole nombre a las emociones que está experimentando. Por ejemplo:"Entiendo que estés enfadado por..." o "Se nota que estás muy ilusionado con...". Expresando sus sentimientos el niño exterioriza lo que está viviendo y esto le ayudará en su autorregulación emocional.
Haciéndole partícipe de las conversaciones le ayudamos a desarrollar su habilidad de comunicación con los demás y le ayudamos a ser consciente de cuando es adecuado hablar y cuando es mejor escuchar.
También debemos facilitar que se reuna con más niños y niñas para que pueda ejercitarse en juegos cooperativos. Además para los niños es muy importante tener amigos y sentirse aceptado por sus iguales. Favorecer la relación con los demás y la comunicación con ellos, le permitirá poner a prueba el control de sus emociones y el dominio de sus impulsos. La actitud de los padres es fundamental, ya que debemos guiarles no sólo en el control de sus impulsos o conductas agresivas, sino en la reparación de la falta (pidiendo perdón, consolando, etc.)
Para reforzar los sentimientos prosociales y las emociones positivas que surjan cuando actúe correctamente, hay que elogiarlas y resaltarlas con afirmaciones como por ejemplo: "Qué bien nos sentimos cuando hacemos felices a los demás..." o "Has sido my generoso al compartir ese juguete que te gusta tanto"

Recomiendo aquí algunos enlaces interesantes sobre este tema:

http://es.scribd.com/doc/7166209/Inteligencia-Social-Goleman

http://www.tu.tv/videos/redes-394-educacion-emocional-11-04-06


Imagen desde http://adopcionpordentro.blogspot.com.es/2009/05/inteligencia-cultural.html

Proyecto Sistema Solar

En el cole, nos han pedido que ayudemos a nuestros hijos a preparar una actividad para enseñar y contar al resto de la clase. A nuestro hijo le ha tocado explicar los transbordadores y los cohetes espaciales.
En casa hemos estado realizando diversas actividades en torno a este proyecto: 



Hemos hecho nuestro propio cohete: la estructura está hecha con un cartoncito del papel higiénico y cartulina. Después le hemos aplicado varias capas de papel con cola y por último lo hemos pintado y aunque no se aprecia bien en la foto le hemos puesto un poco de algodón en el motor.



Además inspirados en el trabajo de Todos los como creamos nuestros propios puzzles para llevar a la clase y no nos quedaron nada mal.


Y también repasamos los planetas a la vez que creamos un móvil para el techo de la habitación. Esta idea y las estupendas imágenes de los planetas las conseguimos en la página del intef que presenta la astronomía para niños y tiene actividades muy interesantes y entretenidas. Y éste fue el resultado (en la foto también aparece uno de los planetas que mi marido ha hecho con papiroflexia).



Y montamos nuestro mural de transbordadores y cohetes espaciales en el que se apoya nuestro hijo para explicar qué es un transbordador y un cohete, para qué se utiliza y qué tipos de artefactos puede transportar hasta el espacio (todo esto adaptado para niños de 3 años). La verdad es que lo explica muy bien y cada vez colabora más activamente en todo el proceso de elaboración. 


Como actividades complementarias hemos visto Wall-e y el capítulo de Érase una vez los inventores Armstrong y la Luna y hemos visitado el Parque de las ciencias dónde ha podido ver una reproducción de los planetas a escala, conocer por qué la Tierra es redonda, cómo se forma la atmosfera o cómo se comporta un agujero negro (no sé qué será lo que ha entendido él pero, desde luego que se lo pasó en grande y es una forma estupenda de aprender más sobre el mundo que nos rodea).




Proyecto: Sistema Solar.

En el colegio de nuestro hijo, este trimestre están trabajando por proyectos. El tema que están tratando es El Universo. Más concretamente el Sistema Solar.
Nosotros desde casa queremos ayudarle un poco así que estamos leyendo cuentos, viendo dibujos y jugando con una maqueta del Sistema Solar.
Como nos encanta aprender nuevas canciones, en un episodio de la serie Little Einsteins llamado Buenas noches galácticas, aparece una canción perfecta para trabajar este tema. 
La letra es la siguiente: 

Es Mercurio el más cercano al sol.
Porque es el planeta 1.
Luego Venus el planeta 2.
Venus 2, ya vámonos.
Nuestra Tierra es el planeta 3.
Ya lo ves, la Tierra es 3.
Junto a ella Marte, es el 4.
Al lado está el planeta 4.
Es el gran Júpiter el 5.
Y como veis, Saturno el 6.
¡Saturno es el 6!
Es Urano el 7 y es azul.
Neptuno el 8, que tiene tul.
Y al final Plutón que es el 9.
Al final Plutón el 9.

Podéis escuchar la canción completa a partir del minuto 18:45.



Imagen tomada de:http://www.xtec.cat/~rmolins1/solar/es/index.htm