Lapbook: El mundo que me rodea.




El último lapbook que hemos terminado es este: El mundo que me rodea. Dejamos aquí reflejado un pequeño resumen de nuestro proyecto, con el que hemos querido conocer el mundo desde nuestro entorno más conocido (nuestra casa, nuestro barrio, nuestro pueblo), hasta otras culturas que conviven con nosotros en nuestro mundo.





En las primeras páginas apreciamos visualmente lo que he descrito anteriormente: nuestro mundo desde nuestra casa hasta el conjunto de todos sus continentes. Aquí invitamos a pasar un buen rato jugando y aprendiendo conceptos como: barrio, pueblo, ciudad, comunidad autónoma y país.


En las páginas siguientes hablamos de símbolos que definen la identidad de un país, comunidad, provincia o pueblo como son las banderas y los himnos. También aquí invitamos a conocer mediante libros de pegatinas y otros juegos otras banderas e himnos diferentes al nuestro.



Seguimos conociendo otros rasgos que definen las diferentes culturas y etnias: color de la piel, trajes típicos, juegos regionales, casas del mundo, otras lenguas, comidas étnicas y artesanía.




Hemos incluido otro apartado que nos da pie a reflexionar sobre las diferencias que hay entre niños y niñas de otras partes del mundo en relación a dónde viven. Apoyamos esta reflexión no sólo con el análisis de fotografías de escuelas de todas partes del mundo sino también con la lectura de cuentos que nos invitan a conocer cómo viven los niños que pasan por situaciones extremas como la pobreza o la guerra.



Y por último, como viene siendo habitual en nuestros lapbooks, tenemos un bolsillo auxiliar dónde guardamos material complementario como: juegos, mapas, dibujos y poemas.

Juego de cumpleaños.

Este juego, además de hacernos pasar un buen rato, va a ayudar a los niños a comprender mejor la noción del tiempo a la vez que podemos visualizar el recorrido que hace nuestro planeta alrededor del sol.

Materiales: Un globo, una vela y una forma elíptica marcada en el suelo.

Realización: Nos sentamos alrededor de la elipse que hemos trazado en el suelo.
Colocamos la vela en el centro, representando al sol.
La persona que cumple años coge el globo y camina alrededor del sol, volviendo a su lugar en la elipse. Entonces explicamos que a la Tierra, le lleva todo un año dar la vuelta alrededor del sol.
Puede dar una vuelta por cada año que tiene, y en cada vuelta podemos contar una anécdota sobre cuando nació, cuando tenía un año, cuando tenía dos, etc. Y cuando llegue al año que cumple le cantamos cumpleaños feliz.

Puede ser divertido dejar adivinar a los niños cuántos años tenemos nosotros. Luego podemos decir los años que tenemos y dar las vueltas correspondientes ¡Les parecerá una eternidad!

Este año nosotros hemos preparado un recuerdo muy especial para los asistentes al cumpleaños ¡Una Super Chuche! idea que vimos en DecoPeques. Si os animáis sólo tenéis que imprimir la plantilla y preparaos para crear un monton de Super héroes muy dulces.
Éste es nuestro resultado:

Suben las hormiguitas.

Con esta pequeña retahíla podemos empezar un agradable juego con nuestro hijo, que será muy beneficioso para ambos porque en el compartimos caricias, risas y tiempo de juego en común.



Suben las hormiguitas,
suben las hormiguitas...
Bajan los elefantes,
bajan los elefantes....




Realización: Colocar al niño sentado o tumbado boca arriba. Nosotros a su lado recitamos los dos primeros versos simulando hormigas con los dedos (moviéndolos suave y rápidamente) desde los pies hasta la cabeza. Después, mientras se recitan los dos últimos, con las manos abiertas, simulamos los pisotones del elefante (suave y muy lentamente) bajando desde su cabeza hasta los pies.

El Sistema Solar. Lapbook.



Este verano, hemos recogido gran parte de lo que aprendimos sobre el Sistema Solar en un lapbook. De esta forma, cuando nos apetezca podemos sacarlo y repasar de una manera amena y divertida.

Hemos comprobado que a nosotros nos va mejor así. Primero trabajamos sobre un tema durante algún tiempo, y luego hacemos el lapbook, que queda listo y disponible para futuras consultas. Además el hecho de dotar a todos nuestros lapbooks de un bolsillo auxiliar, nos permite ir ampliando información si descubrimos algo nuevo e interesante sobre ese tema.

La primera página de este lapbook incluye los planetas que forman parte de nuestro Sistema Solar.






Dedicamos un espacio a nuestro satélite: la Luna.








Después tenemos un minibook desplegable que habla sobre las estrellas: el Sol, las constelaciones, las galaxias...





El siguiente apartado recoge información sobre cohetes, transbordadores y otras naves espaciales.







Y en el último apartado hablamos sobre los astronautas, el traje espacial y sobre Pedro Duque.








En el bolsillo auxiliar guardamos todo tipo de material complementario: Juegos, canciones, cuentos, puzzles, reportajes de revistas... para ampliar los contenidos, o para completar algunos apartados.

La senda de la naturaleza.

La naturaleza nos proporciona un caudal inagotable de experiencias. No es difícil poder descubrir la gran variedad de estímulos: el canto de un pájaro, la aparición de un insecto o el contacto con las plantas.
El hecho de ofrecerle a nuestro hijo este tipo de vivencias, nos ayuda a transmitirle nuestro amor y respeto por la naturaleza. Pero, además resulta una oportunidad excepcional de desarrollar su curiosidad y su pensamiento científico.

Desde hace algún tiempo, hemos querido ampliar este tipo de experiencias y además intentamos que nuestro hijo se cuestione lo que ve. Le animamos a descubrir "tesoros" en nuestros paseos (ya sea en el parque o en el campo) y también nos apoyamos de otro tipo de espacios como el Parque de las Ciencias que permiten experimentar y aprender de una forma totalmente empírica.
Para motivarle más, antes de nuestra salida marcamos un objetivo. Por ejemplo: Hoy vamos a buscar insectos.
Eso no quiere decir que no nos fijemos en nada más, pero nos da un hilo conductor. De esta forma primero preparamos el material necesario. En nuestro caso, una mochilita con: un tarro de cristal, una lupa y una cámara de fotos.
Después cuando comenzamos a pasear estamos bien atentos a todo lo que podamos descubrir.
En nuestro último paseo fuimos en busca de insectos y además de observar más detenidamente hormigas y chinches del campo, descubrimos elaboradas telas de araña, lo que nos permitió aprender que las arañas no son insectos.
Nuestro hallazgo más interesante fue descubrir la piel antigua de un insecto, que por cierto no supimos identificar exactamente. Pero esto nos llevó a hablar del exoesqueleto y de cómo cuando algunos insectos crecen deben cambiar su muda porque su antiguo "traje" se les había quedado pequeño.
Cuando vemos que algún tema le interesa especialmente, investigamos y trabajamos sobre él y después recogemos toda la información en un lapbook.
Para nuestras excursiones a la naturaleza los libros de la Senda de la Naturaleza de la editorial SM nos han sido de gran ayuda, porque dan muy buenas ideas y son muy ilustrativos.

Línea del tiempo.

En una entrada anterior describía nuestro periódico mural y uno de sus apartados era la línea del tiempo.
Este año, aunque conservamos la línea del tiempo en el periódico, hemos decidido crear un formato más accesible para él. De esta forma, cuando tenga curiosidad, puede acercarse y consultarla. Además la hemos plastificado para que pueda manipularla sin temor a estropearla.


Hemos dividido nuestra línea en tres franjas de tiempo: mañana, tarde y noche.
Con imágenes hemos ilustrado nuestra rutina, y después la hemos comentado, describiendo lo que solemos hacer y evocando recuerdos buenos de cada fracción señalada.
Una buena idea, para niños más mayores, es poder ilustrar su linea del tiempo con dibujos propios.

Por último colocamos la línea del tiempo en un lugar de facil acceso.

Caminito de la escuela.


Empezamos el año escolar con las pilas cargadas y un montón de nuevos y fascinantes proyectos.
¡Feliz vuelta al cole!

Caminito de la escuela
apurándose en llegar,
con sus libros bajo el brazo
va todo el reino animal.
El ratón con espejuelos.
De cuaderno el pavo real.
Y en la boca lleva el perro
una goma de borrar.
Cinco gatitos
muy bien bañados,
alzando los pies,
van para el kinder
entusiasmados
por primera vez.
Caminito de la escuela,
pataleando hasta el final,
la tortuga va que vuela
procurando ser puntual.
Caminito de la escuela,
porque quieren aprender,
van todos los animales
encantados de volver.
El camello con mochila.
La jirafa con su chal.
Y un pequeño elefantito
da la mano a su mamá.
No falta el león,
monos también
y hasta un tiburón.
Porque en los libros
siempre se aprende
cómo vivir mejor.
La tortuga, por escrito,
ha pedido a Santa Claus
sus dos pares de patines
para poder ir veloz.