Padres siempre serenos

Estaba releyendo el libro de Bernabé Tierno: Vivir en familia. El oficio de ser padres.
Me gustaría compartir un fragmento de un capitulo, en el que habla de la importancia de la serenidad, el equilibrio y la propia madurez emocional como ejemplo y mejor escuela para que nuestros hijos puedan adquirirla.

"(...), es importante recordar algunos principios básicos que faciliten el desarrollo de una mente equilibrada y sana.

  1. Aprender a perdonarse y a liberarse de las dos emociones más absurdas e inútiles: la culpabilidad por lo que se ha hecho y la preocupación por lo que se podría hacer.(...) Eres irrepetible y único. Aprende a ser tu mejor amigo, a quererte y a perdonarte e incrementarás la serenidad de tu espíritu.
  2. Tienes derecho a ser feliz, pero la felicidad no es una meta a la que se camina, sino un determinado modo de caminar. Enseñemos a nuestros hijos a disfrutar de la naturaleza, de la vida, del paisaje, del diálogo, del compartir, del dar, de tantas cosas que no se compran en las tiendas.
  3. No corras tras la felicidad. Sólo has de ocuparte de vivir plenamente el presente y disfrutarlo; de esta manera, obtendrás como recompensa la felicidad.
  4. La ira es siempre debilitante y destructiva (...). Evita la ira profunda por la cual padeces una especie de locura temporal y pierdes el control de ti mismo.
  5. Sal hacia los demás, acércate a ellos, compréndelos y comparte con ellos tus penas y alegrías."

Imagen vía: http://sendasana.blogspot.com.es/2013/01/nuestro-proximo-taller-el-poder-de-la.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario