Un problema, una solución.



Queremos que nuestros hijos tengan una imagen de la realidad positiva, rica, autentica y llena de posibilidades. Pero no podemos (ni debemos) evitarle conflictos. En cambio, podemos ayudarles a desarrollar los recursos personales suficientes para enfrentarse a la vida en buenas condiciones y ofrecerles las suficientes alternativas para que sean ellos los que puedan elegir su mejor opción.
Para conseguir este objetivo, es fundamental mantener una comunicación fluida. Muchas
veces, podemos dar pie a hablar de algo que nos interesa apoyándonos en la lectura de un cuento.

En la biblioteca nosotros hemos descubierto "Cuando te diviertes sin peligro" de J.S. Jackson. 
En este libro el autor describe una serie de escenarios en los que los niños pueden verse "en problemas" (en casa, en el colegio,en el barrio, en centros comerciales, en internet, etc.) y nos propone posibles formas de enfrentarlos a la vez que nos da pie a poder hablar de ellos.
A mi me ha gustado especialmente un capítulo dedicado a "Contactos físicos buenos y malos". En él el autor aborda un tema delicado, como son los posibles abusos sexuales,  con mucho tacto a la vez que sigue manteniendo un tono muy positivo, presente en todo el libro. Ofrece una forma muy buena para que los niños puedan distinguir entre signos de afecto que están bien de otro tipo de contacto que los tiene que poner en alerta. Explica la "norma del bañador": "Imagina que llevas puesto tu bañador. La idea es que nadie puede tocarte en las partes del cuerpo que cubre tu bañador."
Son consejos claros, fáciles de entender y asimilar. Y nos permiten hablar de situaciones problemáticas, como qué puedes hacer si te pierdes en un centro comercial, manteniendo una imagen positiva y veraz del mundo que nos rodea.

Imágenes vía: http://www.librosaulamagna.com/libro/CUANDO-TE-DIVIERTES-SIN-PELIGRO.-Como-ser-responsables-sin-correr-riesgos/450178/5318 y http://www.elbebe.com/ninos/nino-mayor-calle-y-trafico

No hay comentarios:

Publicar un comentario