Hábito de estudio. Tareas en casa.

En una entrada anterior, hablaba sobre la adquisición de los hábitos de estudio.

Mi hijo tiene 5 años y asiste a la Escuela Pública. A día de hoy, le mandan algunos deberes para los fines de semana y un trabajo para exponer en clase por trimestre.
El tema de los deberes en casa es muy controvertido. Hay personas que están a favor, otras en contra... Yo creo que con la edad que tiene mi hijo, su máxima ocupación debe de ser jugar, que para su edad es la actividad más importante. Más aún cuando tienen que pasar 5 horas cada mañana en el colegio. Pero, también estoy a favor de que haga alguna tarea en casa. Algo que no le lleve más de 15 minutos.

¿Qué ventajas le veo a trabajar un ratito todas las tardes en casa?

Las tareas, afianzan y aumentan su aprendizaje. La Escuela Pública cuenta con profesionales muy cualificados, pero lamentablemente la cantidad de alumnos/as por aula es muy elevada. En la clase de mi hijo son 27 alumnos/as ¡Cómo van a poder recibir una atención individualizada! Si a nuestro hijo/a le cuesta más entender algún concepto o progresar en un área, será de gran ayuda ese refuerzo en casa.
También nosotros trabajamos algunos temas que son de nuestro interés y que no trabajan en clase, o no lo hacen en profundidad. El trabajar en casa con proyectos que son de su interés y de una forma más lúdica que lo que hace en la escuela, puede hacer que la idea que tenga sobre el aprendizaje sea mucho más positiva y estimulante.
Además, podemos favorecer la capacidad de trabajo autónomo. Porque aunque en algún momento puntual soliciten nuestra ayuda, él es el que organiza su trabajo y elige su actividad entre varias que le he preparado previamente.
Además puede dividirla si es muy larga, o tomarse un pequeño descanso si es una tarea difícil que requiere un esfuerzo extra.
¿Cómo lo hacemos?
Pues hemos preparado 6 cajones. En cada cajón incluyo una actividad cuyo tema principal puede ser: matemáticas, lectoescritura, educación emocional, actividades artísticas, descubriendo la ciencia y proyectos.
De esta forma él escoge lo que más le apetece y eso le motiva más. Eso sí, cuando hace una tarea, el cajón queda vacío hasta completarlas todas. De esta forma, evito que siempre escoja las mismas.

Con este método, también pretendemos fomentar buenos hábitos de estudio, el trabajo personal, el esfuerzo, la autodisciplina y la responsabilidad. Además, como comenté antes, en casa sí que podemos hacer un trabajo personalizado.  Podemos buscar recursos para las áreas que le cuestan más o hacer las tareas con materiales que no pueden utilizar en el aula.
Por ejemplo, nosotros trabajamos con aplicaciones educativas en nuestra tablet. Para él es un juego y en realidad está realizando una actividad que sería más tediosa con otra presentación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario