Tierra, agua o aire

Con esta actividad lo que pretendemos es aprender dónde viven y por dónde se mueven los animales.
Pensamos en los animales que conocemos y los clasificamos según se puedan mover por tierra, agua o por aire.
Seguramente, no tardemos en llegar a algún animal que pueda moverse en varios elementos. Entonces podemos analizar en cuál es más ágil y por qué.
También esta actividad nos permite plantear otras cuestiones muy interesantes, como por ejemplo:
¿Por qué algunos animales, como el águila o la libélula pueden volar?
¿Por qué los peces pueden vivir bajo el agua?
¿Por qué hay animales que viven debajo de tierra, como los topos?
Y así muchas otras que se nos ocurran, o bien a nosotros o a ellos.

También podemos analizar algunas características especiales que tengan los animales que hayamos clasificado: ¿Cuáles tienen pelo, cuáles plumas y cuáles escamas?
Así damos pie a plantearnos como estas características ayudan a vivir o moverse en un medio determinado. Pero, no hay que olvidarse de poner también ejemplos de animales que a pesar de no compartir esas características, pueden vivir en el mismo medio.
Se me ocurre como ejemplo: Investigando animales que pueden vivir en el agua, seguramente hablaremos de los peces y los clasificaremos en animales que tienen escamas. Pero, también podemos hablar de animales como la nutria, o el pingüino, que nadan perfectamente, pero tienen pelo y plumas, respectivamente.


Animales de cuento

Una de las actividades de nuestro proyecto "Animales del Mundo" ha sido descubrir a los animales protagonistas de cuentos. Hay, sin duda, muchos ejemplos.
Nosotros investigamos en nuestra biblioteca qué libros tenían por protagonista a un animal. Encontramos algunos como: La mariquita aventurera, La rana Brincos, El topo que quería saber quien había hecho aquello en su cabeza, La oruga glotona, ¿A qué sabe la luna? y más.
También observamos que desde hace mucho tiempo los animales protagonizaban fábulas y cuentos que tenían una moraleja.
Y además escuchamos nuevamente el cuento musical de Pedro y el Lobo.
Y en la última fase de nuestra actividad, ideamos crear nuestro propio cuento de animales. A continuación, comparto aquí el cuento inventado e ilustrado por mi hijo:


" El gigante que pisó al bogavante

Érase una vez, un bogavante al que pisó un malo gigante que andaba por la playa.
El bogavante se murió y se lo comió el gigante. Lo cocinó con salami y salsita blanca y sabía a tortilla.
Después, se durmió una siestecita y entonces se volvió más grande y rompió la Tierra.
Y colorín colorado, este cuento se ha acabado"

Animales del mundo

Uno de los proyectos que tenemos entre manos es conocer un poco mejor al Reino Animal.
Como siempre que comenzamos un proyecto nos planteamos ¿Qué sabemos de los animales? ¿Cuántos tipos de animales hay? ¿Dónde viven? ¿De qué se alimentan? ¿Qué diferencias hay entre una mascota y un animal salvaje?
Una vez que hemos contestado lo que sabemos respondiendo a estas y otras preguntas pasamos a una segunda etapa: ¿Qué nos gustaría aprender?
Aquí podemos apuntar todas las preguntas que se nos ocurren, pero seguro que conforme avanza el proyecto surgen otras muchas preguntas nuevas.
Algunas de las que nos hemos planteado nosotros son: ¿Por qué unos animales tienen pelo y otros plumas? ¿Cómo se llaman las crías de los animales? ¿Qué significa que un animal esté en peligro de extinción? ¿Por qué algunos animales están activos durante el día y otros durante la noche? ¿Dónde viven los animales?

Y una vez que hemos formulado las preguntas, sólo nos queda investigar para hallar las respuestas adecuadas.
A nosotros nos gusta formular hipótesis y luego comprobar si nuestra respuesta era la adecuada.

Como podéis imaginar, es un proyecto que puede ser muy extenso. Mi idea es contestar las preguntas principales que nos hemos planteado y si algún animal en concreto nos interesa hacer un pequeño monográfico sobre ese animal.
Intentamos tener el mayor número de experiencias posibles (visitamos zoológicos y acuarios, hacemos excursiones por distintos tipos de hábitats, leemos libros, vemos películas, buscamos en internet, etc) para que aprendamos de una forma dinámica y avivemos esa pasión innata que tienen los niños por aprender.